Grupo de investigación internacional desarrolla una célula solar con propiedades de almacenamiento

Share

La Universidad de Ciencia y Tecnología Abdullah (KAUST) de Arabia Saudí y la Universidad de Wisconsin-Madison de Estados Unidos se han unido para crear lo que llaman una “solar flow battery” diseñada para actuar como una célula solar y un sistema de almacenamiento.

El grupo de investigación creado por las dos entidades dijo que su nuevo dispositivo puede actuar de tres maneras diferentes: (i) como una célula solar estándar, que produce electricidad a partir de la radiación solar; (ii) para absorber la energía solar durante el día y almacenarla como energía química para entregarla más tarde como electricidad, cuando cae la noche o el cielo se nubla; y (iii) como un dispositivo de almacenamiento, que puede cargarse con energía eléctrica si es necesario.

“Comparado con los aparatos de conversión de energía solar y los dispositivos de almacenamiento de energía electroquímicos, combinar las funciones de dispositivos separados en un solo dispositivo integrado podría ser un enfoque más eficiente, escalable, compacto y rentable para utilizar la energía solar”, dijo el grupo de investigación en un comunicado.

Los científicos dijeron que este tipo de dispositivos podrían ser particularmente adecuados en el futuro para aplicaciones solares aisladas en ubicaciones remotas. Admitieron, sin embargo, que el dispositivo en su configuración actual es demasiado costoso para la producción comercial y en masa. Ellos creen que con mejoras adicionales en el diseño, el uso de los llamados “materiales solares emergentes” y la nueva electroquímica, el dispositivo puede llegar a alcanzar eficiencias de hasta el 25 %.

En su investigación, presentaron los principios de diseño y prueba de un dispositivo de batería de flujo solar integrado (SFB, por sus siglas en inglés) altamente eficiente, con una eficiencia récord del 14,1 %.

“Parte del voltaje del dispositivo actual aún se va a desperdiciar, lo que significa que los científicos pueden necesitar modificar el flujo redox y los materiales del fotoelectrodo que trabajan en conjunto para convertir la entrada de energía solar en salida eléctrica”, afirmaron los investigadores.

En septiembre, los científicos de la Friedrich-Alexander-Universität Erlangen-Nürnberg (FAU) de Alemania también revelaron planes para desarrollar una célula solar de almacenamiento de energía a través de dos proyectos de investigación diferentes.