La fotovoltaica en el mundo: Portugal

Share

A pesar de los problemas de la red eléctrica y un marco regulatorio incierto, los proyectos para grandes parques solares están proliferando en Portugal.

El Ministerio de Economía de la nación ha anunciado en un comunicado de prensa que 81 nuevas plantas de energía solar a gran escala con una capacidad total de 1,7 GW se presentaron a la Dirección General de Energía y Geología (DGEG) entre el 1 y el 15 de septiembre .

“Todos estos proyectos se desarrollarán bajo [un] régimen de mercado … no serán respaldados por subsidios públicos pagados por los consumidores”, dijo el gobierno portugués. “Portugal está dispuesto a cumplir con su objetivo de 2020 de incorporar un 31% de energías renovables en [su] consumo final de energía. Mirando hacia el 2030, el objetivo europeo se estableció en 32%, pero tenemos el objetivo más ambicioso [del] 40% de las energías renovables en el consumo de energía “.

El plan solar del gobierno, llamado “Plano Nacional Solar”, tiene como objetivo identificar las áreas más adecuadas para el desarrollo de fotovoltaica a gran escala y apoyar la creación de “un esquema de remuneración basado en los precios del mercado … sin subsidios pagados por los consumidores, a través del sistema eléctrico nacional “. No está claro si el plan incluirá un mecanismo para subastas eólicas y solares, que fueron recomendadas por la Comisión Europea a los estados miembros, pero parece poco probable.

La opción más concreta para estos proyectos en Portugal parece ser el segmento de los PPAs privados, para el cual se están firmando los primeros contratos y se ha comenzado la construcción de las primeras instalaciones.

A mediados de agosto, el secretario de Energía portugués, Jorge Seguro Sanches, reveló que la capacidad total de proyectos fotovoltaicos a gran escala aprobados ascendía a 1 GW, y que los últimos tres proyectos de un total de 145,5 MW se había aprobado para el distrito de Santarém, en el centro de Portugal.

La mayoría de los proyectos, sin embargo, tendrá que competir para asegurarse la conexión a la red, ya que las restricciones actuales impiden que toda la nueva capacidad aprobada se conecte a corto plazo. El regulador energético portugués, la Entidade Reguladora dos Serviços Energéticos (ERSE), aprobó recientemente un plan de expansión de la red que se espera pueda facilitar el desarrollo de energía fotovoltaica.