La fotovoltaica en el mundo: Estados Unidos

Share

Jerry Brown, gobernador de California (Demócrata), firmó ayer el SB 100, el proyecto de ley que convertirá al estado en el segundo de la nación en pasar al 100 % de electricidad sin emisiones de carbono. SB 100 acelerará la transición renovable del estado, de manera que el las compañías eléctricas deben obtener el 60 % de su energía de fuentes renovables en 2030, y 40 % restante para el año 2045.

Los impactos para la industria solar son claros. La solar es la fuente de energía renovable más utilizada en el estado, y según los cálculos de pv magazine, el paso del 50 % en 2030 al 60 % podría generar hasta 10 GW de energía solar adicional.

El expresidente del Senado Kevin de León (Demócrata) patrocinó e introdujo el proyecto de ley en enero del año pasado, y SB 100 ha tenido ante sí un arduo camino. “Fue un trabajo de amor de ambas cámaras”, declaró De León en la ceremonia de la firma.

Pero la verdadera cuestión no es cuál será el efecto para California, sino cuál será el impacto en el resto de la nación. “Hoy enviamos un poderoso mensaje a la nación y al mundo”, declaró de León. “Independientemente de quién ocupe la Casa Blanca, California siempre liderará”.

California no fue el primer estado en aprobar un mandato de energía renovable. La Ley de Energía Alternativa de Iowa comenzó a exigir que los servicios públicos adquiriesen energía renovable en 1983. Dos décadas después, California implementó su propia regulación, que inicialmente requería un 20 % de energía renovable para el año 2010.

Pero a diferencia de Iowa, California no se detuvo allí. El exgobernador Arnold Schwarzenegger (Republicano) firmó una orden ejecutiva aumentando el porcentaje del estado al 33 % para 2020 en 2008, que se convirtió en ley a través de un proyecto de ley firmado por el gobernador Brown en 2011. El gobernador Brown también firmó el SB 350 que aumentó el porcentaje al 50 % para el año 2030 en 2015, y estaba entusiasmado con su firma del SB 100 hoy.

“California se compromete a hacer lo que sea necesario para enfrentar la amenaza existencial del cambio climático”, declaró el gobernador Brown. “California ha estado haciendo cosas que el resto del mundo espera hacer algún día”.

Las políticas en pro de las energías limpias han sido populares, y 29 estados y Washington D. C. han implementando alguna norma obligatoria. También han sido eficientes y, según el Laboratorio Berkeley de Estados Unidos, dichas políticas fueron responsables del 44 % de la implementación de energías renovables no hidráulicas en 2016.

Otros estados han seguido la iniciativa de California: después de que en 2015 el estado estableciera el porcentaje de energías limpias en un 50 % para 2030, Nueva York y Nueva Jersey aprobaron regulaciones mandatos similares.

Al establecer el objetivo del 100 % para 2045, California se ha equiparado con Hawái con el objetivo más ambicioso de la Pero frente a la población de Hawái (1,4 millones de habitantes), California es el estado más poblado de EE.UU. con 39 millones de habitantes y la primera potencia económica del país. El único estado en una situación parecida es Vermont, que exige un 75 % para 2032.

Queda por ver qué pasos exactos tomarán otros estados. Tanto Nevada como Arizona someterán a votación popular el 6 de noviembre sendas iniciativas para establecer el 50 % para 2030. Pero, como dice el dicho popular, as California goes, so goes the nation.

.