La fotovoltaica en el mundo: España

Bashmor Engineering S.L. ha adquirido los activos de producción del fabricante español de celdas solares Cel Celis en una subasta pública que se realizó el 15 de marzo.

En una declaraciones a pv magazine, el gerente de Bashmor, Pubash Yazdani, dijo que la compañía había ofrecido comprar la unidad de fabricación por € 3,3 millones e invertir otros € 2 millones para reiniciar las operaciones en la fábrica. La transacción fue respaldada financieramente por los bancos españoles Banco Santander y Abanca.

“Nuestro objetivo es reiniciar las actividades de fabricación en las instalaciones existentes en Membimbre, y duplicar la capacidad de la fábrica de 35 MW a alrededor de 70 MW en un año”, explicó Yazdani. “Los módulos producidos en la fábrica se distribuirán principalmente en Europa y Medio Oriente”, añadió.

En los próximos dos meses se llevará a cabo una revisión y actualización de la línea de producción, dijo Yazdani. Se espera que unas 40 personas sean empleadas en la fábrica.

La planta de Cel Celis, ubicada en la zona industrial de San Román de Bembibre, en la localidad de Bembimbre, en la provincia española de León, se detuvo en 2012 tras la crisis de la industria fotovoltaica española que se había originado por la crisis global del sector solar, así como por la moratoria de incentivos solares en España, lo que llevó a una parálisis del sector fotovoltaico en los siguientes cinco años. En julio de 2013, además, Cel Celis solicitó la insolvencia con una deuda de alrededor de € 20 millones en el tribunal comercial de León.

 

El desarrollador español de energía renovable Cox Energy se ha asegurado un PPA de largo plazo para 660 MW de energía solar de la distribuidora española Audax.

Cox Energy dijo que Audax comprará la energía producida por plantas de energía solar que se ubiquen en España con una potencia total de 495 MW y de instalaciones fotovoltaicas que suman 165 MW en Portugal.

La compañía dijo que la construcción de todas las instalaciones se iniciará este año, y que su finalización está programada para 2020. En general, se espera que la inversión total en estos proyectos alcance los € 400 millones, subrayó Cox Energy.

“Cox Energy apuesta decididamente por el mercado español para convertirse en una nueva compañía eléctrica independiente con generación propia capaz de competir sin ayudas ni subvenciones en igualdad de condiciones con el resto de actores tradicionales del mercado”, afirmó la compañía en su comunicado de prensa.

Cox Energy también dijo que desarrollará las nuevas plantas solares junto con un socio internacional no especificado, sin proporcionar más detalles técnicos o financieros sobre los proyectos o el PPA.

El segmento privado de PPA actualmente está viendo un interés creciente en ambos países de la Península Ibérica. La firma británica Foresight anunció el primer PPA para la solar de España a fines de diciembre, mientras que en Portugal se firmó el primer PPA a 10 años para un proyecto solar de 10 MW a principios de enero.