“México tiene muchas opciones para la fotovoltaica comercial e industrial”

Share

pv magazine: Señor Bernardi, México cuenta con un gran potencial para la generación distribuida, y actualmente la mayoría de la potencia fotovoltaica instalada en el país viene de instalaciones sobre cubierta. ¿Cómo está actuando Enerray en este segmento?

Bernardi: El potencial del país es enorme y nuestra empresa es activa en todos los segmentos de la fotovoltaica. Sin embargo, el segmento comercial e industrial ofrece en este momento muchas oportunidades. Sobre todo la demanda de certificados de energía limpia (CELs), que está a punto de estallar, no podrá satisfacerse a corto plazo, ya que no habrá muchos CELs disponibles en el mercado. Eso podría empujar a muchas industrias y empresas mexicanas a volverse en productoras de energía.

pv magazine: ¿Esta situación es resultado de la reforma energética?

Bernardi: Claro. La compra de CELs es obligatoria a partir de este año, como impuesto por la reforma energética. Y si quieren evitar las multas por no comprar o producir una determinada cuota de renovables, las empresas mexicanas que tiene altos consumos energéticos deberán volverse productoras de energía renovables, y la solar de momento es la fuente que ofrece la alternativa más rápida y conveniente.

Una instalación fotovoltaica realizada por Enerray Mex en México.

Imagen: Enerray

pv magazine: ¿qué clase de soluciones ofrece Enerray actualmente para la solar sobre cubierta para empresas comerciales e industriales?

Bernardi: Ofrecemos actualmente tres soluciones distintas. La primera es la posibilidad para el cliente de comprar la instalación con fondos propios. Esa solución ofrece la ventaja de que el proyecto se puede realizar muy rápidamente. Hay que recordar, de otra parte, que el gobierno mexicano está concediendo un beneficio fiscal a la generación a través de fuentes renovables que permite deducir el 100 % de la inversión ya en el primer año de vida de la instalación fotovoltaica, que se refleja en a una recuperación al menos de un 30 % del monto total. Con esta solución el cliente, a parte el incentivo fiscal, beneficia de los ahorros en la cuenta de la electricidad, de los CELs que puede producir y del excedente de energía que puede eventualmente inyectar a la red.

Una segunda opción prevé, en cambio, que el cliente recurra a financiación que puede ser de hasta el 100 %. Sin embargo, con esta opción la mejor solución es financiar solamente un 70 % de la inversión, ya que un 30 % de equity se puede recuperar muy rápidamente gracias al incentivo fiscal que había mencionado antes. Esta solución es de momento la más interesante, según nuestros clientes, aunque estemos registrando interés por la primera y la tercera opción que explicaré ahora.

La última opción es sustancialmente la del leasing, de hecho permite a las empresas volverse compradoras de energía solar sin realizar ninguna inversión inicial y sin ser dueño del activo. Se trata en definitiva de la opción que tienen las empresas de comprar energía de una instalación fotovoltaica localizada cerca de ellas, que puede ser de propiedad de Enerray o de un inversor para el cual construimos la planta, a través de un contrato de compraventa de la energía, que se conoce generalmente como PPA, por un plazo de entre 15 y 20 años. Con esa opción, el cliente no tiene los beneficios de la venta de los CELs, pero llega a asegurarse precios de la energía que pueden ser entre un 5 y 15 % más bajos.

pv magazine: ¿El acceso a financiación no sigue siendo muy complicado en México?

Bernardi: Sigue siendo complicado pero las condiciones están mejorando y también gracias a la reforma energética. También en el caso de problemas de pagos por parte de los clientes, de hecho, el sistema actual garantiza muchas salidas. Para los generadores que tienen una potencia que rebasa los 500 kW, además de la venta de los certificados, existe la posibilidad de participar y vender energía en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), que, aunque sea más arriesgado que venderla bajo un PPA, es algo que permite una reducción considerable de los riesgos. Enerray Mex se ha asociado recientemente con Prana Power, una filial de la administradora de fondos privados Artha Capital, para desarrollar proyectos solares en el país. Enerray y Prana Power ya están trabajando para implementar un programa completo de generación de energía solar. Enerray entregará el diseño técnico de las soluciones solares, los procedimientos para la conexión eléctrica y la instalación de los sistemas fotovoltaicos. Por otro lado, Prana Power financiará los proyectos fotovoltaicos, supervisará el programa de instalación y, después de la conexión, gestionará los aspectos de operación y mantenimiento.

Otra instalación sobre tejado de Enerray en México.

Imagen: Enerray

pv magazine: ¿A partir de cuándo habrá más CELs en el mercado?

Bernardi: Esta es una buena pregunta, a la cual sin embargo es muy difícil contestar. Actualmente nos llaman muchas empresas para saber si tenemos disponibilidad de certificados, una clara señal, en nuestra opinión, de que la demanda está actualmente muy lejos de poder ser satisfecha. Pero en este sentido es muy difícil hacer previsiones.

pv magazine: ¿Cuál es el volumen de negocios actual de Enerray en la generación distribuida en México?

Bernardi: Ya realizamos proyectos sobre cubierta por un total de 3 MW. Cuando llegamos a México hicimos la primera planta sobre la cubierta de nuestra nave en Querétaro con inversión propia del Grupo: esto nos ha permitido adquirir experiencia y mercado logrando después ventas con marcas prestigiosas como Cinepolis y Novatec Pagani.

pv magazine: ¿Cuáles son las estimaciones de Enerray para el mercado de la generación distribuida mexicano a corto y largo plazo?

Bernardi: El 2018 empezó con otro ritmo debido a los productos que estamos empujando en el mercado, la experiencia y trayectoria de Enerray Mex en el País, una experiencia de hace 4 años en México, la pertenencia al Grupo Industrial Maccaferri que nos respalda a nivel financiero y una pipeline de decenas de MW en construcción y desarrollo, llevado al mercado un producto de calidad excelente a precios muy competitivos con garantía de desempeño anual de la planta.