La fotovoltaica en el mundo: Alemania y Bélgica

Share

El lunes, la Agencia Federal de la Red de Alemania (Bundesnetzagentur) lanzó la primera ronda mixta de licitaciones para la instalación de plantas solares y eólicas a gran escala.

En la ronda, el gobierno alemán espera asignar en conjunto alrededor de 200 MW de energía eólica y solar. Las ofertas se pueden enviar hasta el 3 de abril. El precio máximo para ambas tecnologías se estableció en € 0,0884 / kWh, según informa la agencia.

Es la primera vez que dos tecnologías renovables competirán directamente en licitaciones en Alemania. Las subastas de tecnología neutra se están implementando a petición de la Comisión Europea, que exige a los Estados miembros que las presenten.

Si bien no habrá restricciones de tamaño para parques eólicos en tierra, habrá un límite de 10 MW para los proyectos fotovoltaicos. Las ofertas para proyectos fotovoltaicos de hasta 20 MW también podrían realizarse en ciertos distritos afectados por los cambios estructurales en la generación de electricidad a partir del carbón, dijo la Agencia Federal de la Red. Se pueden hacer ofertas en ambas tecnologías para proyectos de potencia superiores a 750 kW.

 

“¿Paneles solares en el Mar del Norte? Esto es posible. Nuestro mar tiene el potencial de convertirse en un verdadero parque solar. ¡Actualmente estamos mirando dónde podamos colocar los paneles solares! El futuro es la energía renovable”.

Esta declaración fue hecha por el secretario de Estado belga para el fraude social, la privacidad y el Mar del Norte, Philippe De Baker en su cuenta de Twitter, mientras reposteaba una entrevista que concedió al canal de radio belga, Radio 1.

Según De Baker, el primer proyecto piloto se lanzará en 2020, mientras que las islas solares más grandes podrían construirse inmediatamente después de que se finalice la primera instalación.

Ya que este tipo de proyectos generalmente están destinados a ser desarrolados cerca de las instalaciones existentes de energía eólica marina, la mejor ubicación para ellos sería la costa de Zeebrugge, donde hay varias plantas de energía eólica actualmente en funcionamiento, continuó De Baker. El área también sería adecuada para la energía solar extraterritorial, ya que el pasaje de embarcaciones es muy raro en esta área.

En 2020, expirará el Plan Espacial Marino de Bélgica (Plan Marien Ruimtelijk). El nuevo plan incluirá el desarrollo de la energía solar y eólica marina como una barrera para proteger la costa de las tormentas, continuó De Baker.

De Baker también citó el reciente proyecto solar flotante extraterritorial anunciado por un consorcio holandés en los Países Bajos, y otros proyectos fotovoltaicos flotantes en China como ejemplos a seguir para el plan del Mar del Norte.