El futuro de la solar luce brillante en México

El Solar Summit México de la estadounidense GTM Research, que tuvo lugar en Ciudad de México el 13 y 14 de febrero, brindó una visión integral del panorama de la energía solar en el país.

Todos los participantes estuvieron de acuerdo en que México está en camino de convertirse en uno de los mercados solares más interesantes del mundo en los próximos años. A pesar de los desafíos, que fueron destacados durante la conferencia por directores generales, analistas y funcionarios gubernamentales, el mercado presenta un enorme abanico de oportunidades en todos los segmentos gracias principalmente a su marco regulatorio estable, que se creó junto con la reforma energética del país hace tres años.

La reforma energética: un punto sin retorno

Aunque las próximas elecciones presidenciales de México y los posibles cambios al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se destacaron como puntos de incertidumbre en términos del futuro tanto de la economía del país como del mercado energético, se acordó que la reforma energética, que se introdujo en diciembre de 2013 y que hizo de manera que permitieran el desarrollo de grandes volumenes de capacidad de generación de energía solar y renovable, y que al mismo tiempo cambió radicalmente los sectores de hidrocarburos y electricidad, es un punto sin retorno.

La reforma se promulgó a través de una serie de enmiendas constitucionales, que requerirán que los futuros gobiernos que quieran introducir cambios sustanciales en la reforma necesiten de una amplia mayoría y un amplio consenso.

Sin embargo, varios conferenciantes subrayaron que la reforma energética podría mejorarse, en particular con respecto a las nuevas disposiciones sobre almacenamiento, capacidad de la red y precios más transparentes para el mercado de la energía.

Más opciones para solar a gran escala

El mecanismo de subasta, también establecido por el gobierno mexicano con la reforma promulgada en 2013, ha asignado hasta ahora 4,5 GW de capacidad solar en las tres primeras rondas.

Si bien no está claro qué porcentaje de la capacidad se instalará realmente, en lugar de retrasarse o cancelarse, el mercado solar mexicano ha registrado, hasta la fecha, la oferta solar más baja del mundo en su tercera ronda de subastas. En general, las ofertas en las subastas han sido cada vez más agresivas, lo que ha atraído mucha atención mundial y le ha dado visibilidad internacional al mercado.

Según Jessica Rodríguez Aguilar, directora de energía renovable en la Secretaría de Energía de México (SENER), la cuarta ronda de licitación, que se realizará este año, probablemente asignará más capacidad para proyectos geotérmicos e hidroeléctricos, aunque esto no debería afectar el desarrollo de la eólica ni la solar.

“No necesitamos cambiar nada”, respondió Aguilar cuando se le preguntó cómo podría mejorarse el mecanismo actual de subastas.

Sin embargo, las subastas parecen no ser la única opción para el desarrollo solar a gran escala en el futuro cercano, según Héctor Olea, presidente de la asociación solar mexicana Asolmex, que afirmó que la solar en México está lista para ir al mercado mayorista.

El principal problema para este tipo de proyectos sigue siendo la falta de transparencia de precios en el mercado spot, agregó él.

“Actualmente, el precio marginal en el mercado es de un promedio de US $ 60 por MWh. Mientras que en las subastas esta misma energía se paga a $ 20. Entonces, hay un área de oportunidad muy importante en la que los nuevos proyectos pueden participar directamente “, dijo Olea.

También insistió en la necesidad de vigilar constantemente el mercado spot, a fin de crear más espacio para la energía solar y las energías renovables. “Necesitamos un mercado que tenga una trayectoria de confianza a largo plazo y con precios eficientes y correctos. Y ese es el desafío que tenemos actualmente”, dijo.

La financiación para el mercado spot, así como para las subastas, sigue siendo un tema clave en el mercado energético mexicano. Más bancos comerciales e inversionistas mexicanos han sido llamados a participar, ya que en las primeras tres subastas fueron principalmente bancos de desarrollo y fondos internacionales los que estuvieron involucrados.

La generación distribuida necesita claridad en los precios

La energía solar distribuida fue uno de los principales factores de crecimiento de la fotovoltaica el año pasado en México. Según los participantes en la conferencia, sin embargo, varios problemas pueden obstaculizar o frenar su desarrollo si no se abordan por completo.

El problema más urgente está representado por la nueva metodología de tarifas eléctricas, que se espera que el gobierno mexicano promulgue próximamente. Se dice que la nueva metodología está claramente segmentada, para mostrar cuánto pagarán los consumidores por cada segmento. Sin embargo, hasta que se establezcan los nuevos precios sigue siendo difícil calcular los riesgos y las ganancias potenciales de proyectos futuros.

Otra medida que se ha solicitado es la extensión de un procedimiento de permiso simplificado para proyectos entre 500 kW y 2 MW de tamaño bajo medición neta.

Esto puede abrir el mercado a un mayor número de jugadores y alentar a más empresas e industrias mexicanas a reducir sus facturas de energía gracias a la energía solar, algo que podría bajar los precios de le energía entre un 15 y un 20 %.

En este sentido, la educación y un acción divulgativa sobre las ventajas de la energía solar serán la principal tarea para el próximo año para quienes deseen una mayor presencia de la generación distribuida en el mercado energético mexicano.

El almacenamiento está aún lejos de ser rentable, pero el interés sigue aumentando

La Comisión Reguladora de Energía de México (CRE) y el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) han comenzado recientemente a comprender cómo el almacenamiento y las redes inteligentes pueden integrarse en el mercado, dijo Aguilar, de SENER.

La falta de una regulación específica sigue siendo el principal obstáculo para comprender cómo pueden evolucionar las tecnologías de almacenamiento y los precios en el escenario de energía renovable del país. El interés de las promotoras e integradores, sin embargo, está en aumento, ya que, al menos en América Latina, el mercado mexicano empieza a tener las características de un mercado solar maduro.

Las capacidades de red deberán expandirse, mientras que las soluciones creativas del sector de almacenamiento podrían adoptarse para aumentar la confiabilidad del sistema eléctrico, en particular porque la capacidad de generación de energía solar y renovable aumentará como resultado de las subastas del año pasado.

Un evento clave para todos los inversores y agentes del mercado

El Solar Summit México de GTM es un evento al que deben atender todos aquellos que busquen oportunidades serias de negocios de energía solar fotovoltaica en el país.

El alto perfil de los oradores y moderadores, así como los profundos análisis proporcionados por sus participantes son una herramienta necesaria para comprender los numerosos desafíos presentes en el mercado energético mexicano, como los procedimientos de permisos ambientales, las relaciones con las comunidades locales, la autorizaciones para la interconexión de los proyectos, la fiabilidad de la red, una comprensión clara de los precios, el desarrollo de relaciones con entidades locales y las condiciones de financiación.

México es una economía en rápido crecimiento, con una demanda de energía en aumento. Esto atraerá más jugadores tanto a corto como a largo plazo e inevitablemente fortalecerá la competencia.

En general, comprender los mecanismos del mercado, junto con la cultura empresarial mexicana, serán claves para hacer que los proyectos sean más rentables.