La fotovoltaica en el mundo: Estados Unidos y Nigeria

Share

Politico informa de que está circulando un memorando inédito en la Casa Blanca que defiende la aplicación de aranceles muy duros contra fabricantes extranjeros de módulos solares.

El informe sugiere que los asesores del presidente abogan por ignorar las recomendaciones arancelarias de la Comisión Internacional de Comercio de Estados Unidos que, aunque amplias, no fueron tan duras como las que reclamaban Suniva y Solarwold. En cambio, pretenden imponer aranceles aún más duros que los solicitados por los peticionarios.

El caso comercial de la Sección 201 ha sido una gran preocupación para la industria solar desde su presentación en marzo. Por un lado, Suniva y SolarWorld convirtieron el caso en un problema de economía nacional, diciendo que la competencia global injusta había perjudicado a los fabricantes de módulos solares nacionales, que esa era la causa directa de la quiebra de Suniva y las luchas financieras de SolarWorld. Por otro lado, la Asociación de Industrias de Energía Solar (SEIA) y sus aliados argumentan que fue el mercado, ayudado por las malas decisiones comerciales de Suniva y SolarWorld, quien provocó sus quiebras, y no las malas prácticas de la competencia.

Además, dos estudios realizados por las empresas independientes IHS Markit y Greentech Media han sugerido que los remedios comerciales propuestos por SolarWorld y Suniva podrían reducir el mercado fotovoltaico de los EE. UU. entre un 60 % y un 70 %.

Suniva y SolarWorld no dan validez a esos informes y han creado uno propio según el cual, una decisión a su favor podría crear casi 115.000 nuevos puesto de trabajo en el sector.

La fecha límite para que el Presidente decida sobre la imposición de sanciones es el 26 de enero, aunque la decisión podría tomarse en cualquier momento.

 

La Oficina de Gestión de la Deuda de Nigeria ha anunciado la emisión del primer bono verde del país y del África Subsahariana.

El bono verde a cinco años por 10,69 billones de NGN (29,8 millones de dólares) vence el 2022. El Gobierno Federal de Nigeria, que es el emisor de los bonos, dijo que los ingresos netos se utilizarán únicamente para proyectos verdes incluidos en la Ley de Apropiación de 2017 que ya estén identificados y certificados.

Los bonos se ofrecerán desde el 18 de diciembre hasta el 20 de diciembre de 2018. El gobierno nigeriano está ofreciendo unidades de venta de 1.000,00 NGN, que están sujetas a una suscripción mínima de 1.000.000,00 NGN.

No se ha especificado a qué tecnología de energía renovable se destinarán los fondos. La financiación de proyectos solares a gran escala actualmente en desarrollo en el país sigue siendo uno de los principales problemas a los que se enfrentan los promotores.

Los proyectos de energía solar que actualmente existen en Nigeria los están llevando a cabo principalmente productores de energía independientes. En julio de 2016, el operador de electricidad nigeriano (NBET) firmó acuerdos de compraventa de energía por hasta 975 MW de energía solar. En Nigeria, los IPP solares generalmente negocian y ejecutan un acuerdo de opción de compra y venta (PCOA) con el Ministerio Federal de Finanzas después de ejecutar un PPA. El acuerdo PCOA transfiere el riesgo de pago de la empresa estatal Nigerian Bulk Electricity Trading Plc (NBET) directamente al ministerio.