La NASA desarrolla nuevo instrumento para medir la irradiación solar total

El nuevo instrumento, llamado Total and Spectral Solar Irradiance Sensor (TSIS-1), es capaz de medir con precisión lo que los investigadores llaman “irradiación solar total”.

Según la NASA, que ha pasado los últimos 40 años midiendo la radiación solar, los nuevos datos proporcionarán una comprensión más precisa de lo que constituye la fuente de energía primaria de la tierra y ayudarán a los científicos a simular mejores modelos del clima de la misma.

“Puedes ver la conexión entre la tierra y el sol como un simple balance de energía. Si tiene más energía absorbida por la tierra que su salida, su temperatura aumenta y viceversa “, dijo Peter Pilewskie, el coordenador del proyecto.

Bajo la dirección de la NASA, el centro de investigación Laboratorio de Física Atmosférica (LASP) está proporcionando y distribuyendo las mediciones del instrumento a la comunidad científica. “Estamos midiendo toda la energía radiante que está llegando a la tierra”, continuó Pilewskie.

Sin embargo, la energía de salida del sol no es constante, generalmente fluctúa durante un ciclo de 11 años, desde un estado relativamente tranquilo hasta un pico de intensidad, con explosiones de luz y material solar. El pico de intensidad se conoce como el máximo solar. Los períodos en los que el sol tiene menos manchas solares y áreas oscuras, que pueden ser la fuente de una mayor actividad solar y en los que hay menos explosiones solares, se conocen como mínimos solares.

Los científicos esperan que el sol ingrese un mínimo solar dentro de los próximos tres años, y TSIS-1 se configurará para tomar medidas.

“No sabemos qué va a traer el próximo ciclo solar, pero hemos tenido un par de ciclos solares que han sido más débiles de los que hemos tenido en bastante tiempo, quién sabe. Es un momento muy emocionante para estudiar el sol “, dijo Dong Wu, el científico del proyecto TSIS-1 en el Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland.

También se espera que los nuevos datos ayuden a los científicos a comprender mejor las causas de las fluctuaciones de la radiación solar y cómo están conectadas con el comportamiento del sol en las últimas décadas y siglos.

Según Doug Rabin, el científico adjunto del proyecto en Goddard, en este momento, los científicos no tienen suficientes datos o habilidades de pronóstico para predecir si la irradiancia solar total tiene alguna tendencia a largo plazo, pero el TSIS-1 tiene el potencial de responder a estas preguntas.

Una comprensión del clima de la tierra a través de modelos, es otro beneficio esperado de los nuevos datos. Los científicos usan modelos de computadora para analizar el cambio en la entrada de energía del sol.

Artículo escrito por Frederic Brown