La fotovoltaica en el mundo: Estados Unidos y Alemania

La Comisión Internacional de Comercio de Estados Unidos ha hecho públicas el pasado martes sus recomendaciones acerca de la importación de células y módulos fotovoltaicos. A pesar de que las recomendaciones varían mucho, todos los comisionados recomiendan una combinación de restricciones a la importación con impuestos o tasas. Las recomendaciones más agresivas proponen aplicar un porcentaje del 10 % sobre el valor de la mercancía para los primeros 500 MW de células solares y una tasa del 30 % para cantidades superiores. Para los módulos, este mismo comisionado propone aplicar un 35 % sobre el valor de la mercancía.

Lo que no está claro es si la base para calcular el valor de la mercancía es el precio actual de las células y los módulos (en este caso, las tarifas supondrían un importe del 0,13 $ por vatio en módulos, lo cual no resulta exagerado), o el precio de años anteriores como proponían SolarWorld y Suniva, lo cual aumentaría su importe en casi el doble.

En lo que sí ha coincidido la Comisión es en que Singapur y otras naciones queden exentas de este tipo de acciones comerciales.

Por último, hay que señalar que esto son solo recomendaciones, y la decisión final queda en manos de la Administración Trump, que parece estar a favor de aplicar medidas agresivas al respecto, incluso en contra de sus mejores aliados.

La Agencia Federal de la Red alemana (BNA, por sus siglas en alemán) ha publicado que los nuevos proyectos fotovoltaicos instalados en Alemania en septiembre sumaron una potencia total de 117,185 MW. 11,38 MW de esta nueva potencia instalada corresponde a proyectos de gran escala, y 105,8 de instalaciones sobre cubierta. Según ha publicado la Agencia, los subsidios a la solar permanecerán estables en el mes de noviembre: las tarifas de inyección dependen del tamaño del sistema, y oscilan entre 0,161 € y 0,122 € / kWh. Para otros sistemas de hasta 100 kW, l a FIT es de 0,0884 €/ kWh.

La BNA espera que el sector solar en el país aumente en poco menos de 2 GW en 2017. La potencia fotovoltaica acumulada es actualmente de 42,5 GW.