La nueva legislación para la generación distribuida de Argentina va tomando forma

Argentina podría tener muy pronto su primera regulación para la generación distribuida de fuente solar y renovable.

Según informa la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), de hecho, la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados ha llegado a un acuerdo para unificar en un único texto los distintos proyectos de ley sobre la generación distribuida que fueron presentados durante este año por las distintas fuerzas políticas del Parlamento.

La nueva ley, que autorizaría la venta del exceso de electricidad de generadores de fuentes renovables a la red nacional bajo un mecanismo de medición neta, crearía el marco legislativo necesario para la instalación de los sistemas de producción para uso residencial, comercial e industrial.

Para acelerar el proceso legislativo de la nueva ley y discutir los detalles de la nueva regulación, la Comisión de Energía y Combustibles y la Comisión de Presupuesto y Hacienda mantendrán una reunión plenaria en una fecha no especificada de agosto.

“Apoyamos este proyecto porque establece un cambio conceptual en el sistema energético, enfocado en acercar la generación al consumo”, dijo el presidente de CADER, Marcelo Álvarez.

“Estamos entusiasmados con esta nueva oportunidad que se abre para el país, por eso esperamos que el Congreso acelere el tratamiento legislativo para que pueda convertirse en ley este año”, añadió Álvarez.

El nuevo proyecto de ley unificado ya recibió el apoyo de diputados de diversas formaciones políticas como Juan Carlos Villalonga (Cambiemos), Luis Bardeggia (Frente Para la Victoria), Néstor Tomassi (Bloque Justicialista) , Gustavo Bevilacqua, del bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, y Jorge Taboada diputado de Chubut Somos Todos.

Argentina está actualmente fomentando la fotovoltaica de gran escala a través del programa RenovAr. En este marco, el año pasado tuvieron lugar las licitaciones Ronda 1 y 1.5 en las que se adjudicaron más de 2,5 gigavatios en proyectos de energías renovables, de los cuales alrededor de 900 megavatios correspondieron a plantas fotovoltaicas.

En la segunda mitad de 2017 se prevé licitar entre 1,5 y 2 gigavatios de energías renovables a través de la Ronda 2. Esta subasta contará con un cupo específico para la energía solar aunque el volumen de este todavía no se ha definido, indicó el Ministro de Energía argentino, Juan José Aranguren, a pv magazine.