Acciona obtiene “crédito verde” de € 100 millones para proyectos en Chile

stgo_abril

Acciona ha suscrito un acuerdo con el banco español BBVA para un préstamo a largo plazo de 100 millones de euros para la financiación parcial de sus proyectos fotovoltaicos y eólicos en Chile. Este es uno de los primeros créditos que se concede a una compañía española según los criterios medioambientales, sociales y de buen gobierno (Environmental, Social anda Governance) dictados por la directiva de carácter voluntario Green Bond Principles.

Dicha directiva pretende establecer estándares para inversiones encaminadas a proteger el Medio Ambiente. La entidad financiera BBVA suscribió en 2014 la directiva encaminada a garantizar la transparencia e integridad en el desarrollo del mercado.

El préstamo verde concedido a Acciona se rige por los mismos criterios que los “bonos verdes”. A través de un consultor independiente, se certifica la contribución a la sostenibilidad de los proyectos que financiados. En este caso, el crédito concedido ha sido certificado como “instrumento verde” por la consultora medioambiental independiente Vigeo Eiris, que estima que los proyectos fotovoltaicos y eólicos de la compañía española en Chile “son sostenibles, mitigan el cambio climático y contribuyen a los objetivos de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible de energía asequible y no contaminante, así como también de producción y consumo responsable”, indica Acciona en su comunicado de prensa.

Acciona Energía Chile se adjudicó en 2014 mediante proceso de licitación el suministro a distribuidoras eléctricas chilenas en el Sistema Interconectado Central (SIC) de 600 gigavatios hora anuales durante 15 años. En una segunda licitación de la CNE convocada en agosto de 2016, la empresa renovable de origen español resultó adjudicataria del suministro de 506 gigavatios hora anuales durante 20 años a compañías distribuidoras del Sistema Interconectado Central (SIC) y el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING).

Ambas licitaciones se hicieron en competencia con tecnologías convencionales, y han dejado clara la competitividad de las energías renovables frente a las fósiles en el mercado eléctrico chileno.

Se estima que los proyectos a ejecutar por Acciona derivados de esas licitaciones permitirán generar electricidad en instalaciones de energía renovable (eólicas y fotovoltaicas) que darán cobertura al consumo eléctrico de unos 550.000 hogares chilenos y evitarán cada año la emisión de más de un millón de toneladas de CO2 a la atmósfera.

La empresa conectó a la red chilena en noviembre del pasado año la central Romero Solar en Atacama. Con una potencia pico de 246 megavatios, la planta fotovoltaica es actualmente la de mayor potencia en operación en América Latina. (María Sarado)