Piden sistema de subastas renovables basado en experiencia internacional para España

Trece asociaciones españolas han remitido al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital una propuesta de sistema de subastas de energías renovables con periodicidad anual que contempla normas básicas para que se aplique a partir de la próxima licitación renovable cuya convocatoria está prevista próximamente.
Las organizaciones empresariales del sector, medioambientales y de la sociedad civil, entre las que se encuentra la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), piden un sistema de subastas "adecuado" y "basado en la experiencia internacional" e indican que el sistema de subastas “debe ser objetivo, transparente, sencillo y competitivo”.
También reclaman que el diseño de las subastas se realice con un proceso de planificación para definir los objetivos de energía producida y que las subastas tengan lugar con periodicidad anual.
El gobierno prepara una licitación de energías renovables de modalidad neutra, es decir abierta a distintas tecnologías renovables, antes de que termine este año, según un comunicado del anterior Ministerio de Industria, Energía y Turismo fechado a octubre. La convocatoria de una subasta se realizaría como parte de las medidas para alcanzar los objetivos de energías renovables a 2020.
La propuesta de las asociaciones contempla que el producto a subastar sea energía y que a cada oferta se le adjudique el precio ofertado para la energía que suministrará.
Las asociaciones proponen igulamente mecanismos de apoyo flexibles para la ejecución de los proyectos así como contratos de compraventa de electricidad (PPA) a largo plazo con una duración de 20 años. Este plazo podrá ser flexible según la tecnología. Además, cuando expire el contrato PPA, los proyectos podrán optar a la última licitación que se haya realizado por periodos de al menos cinco años.
En relación a la tramitación, los proyectos deberán contar con tramitaciones previas y avales que supongan una garantía de ejecución. Las penalizaciones por retrasos en la puesta en marcha de los proyectos se aplicarán únicamente por motivos que sean ajenos al promotor del proyectos.
Las asociaciones también piden sistemas de apoyo alternativos para instalaciones pequeñas o que sean promovidas por la ciudadanía.
A principios del año pasado se resolvió la primera subasta de energías renovables tras la suspensión del esquema de tarifa de inyección para nuevos proyectos de energías renovables, la cual tuvo lugar en enero de 2012. El año pasado, se licitaron 500 megavatios en una categoría para la tecnología eólica y 200 megavatios en una categoría para biomasa. (Redacción)