Irena destaca la importancia de las políticas facilitadoras para promover las renovables en Latinoamérica

La Agencia Internacional de las Energías Renovables (Irena) presentó el informe de mercado “Renewable Energy Market Analysis: Latin America” en el que hace un extenso repaso a la situación del sector renovable en una región, la latinoamericana, en la que aproximadamente un cuarto de la energía primaria procede de fuentes renovables.
Irena pone de relieve que Latinoamérica es una de las regiones más dinámicas para las energías renovables en la actualidad y que Brasil, México y Chile se encuentran en el top 10 en inversiones en energías renovables en el año 2015.
También destaca la muy elevada participación de las renovables en las matrices eléctricas de Costa Rica, Uruguay y Paraguay.
Esta alta participación es debida a un gran uso de la fuente hidráulica, una fuente abundante en la región. De hecho, el reporte analiza las posibilidades de combinar la fuente hidráulica como fuente complementaria con otras fuentes renovables.
La agencia hace hincapié sobre la importancia de las políticas energéticas facilitadoras para el desarrollo de las energías renovables en la región. “Las buenas noticias es que el éxito alcanzado en América Latina, y los beneficios obtenidos, pueden ser mejorados cuando se establecen las políticas correctas”, afirmó el director general de Irena Adnan Z. Amin.
“Los legisladores también reconocen cada vez más a las renovables como un catalizador para la creación de empleo, el crecimiento del producto interior bruto, el desarrollo de las industrias locales y el acceso a la energía. Añade los beneficios medioambientales, y el hecho de que cerca dos millones de personas son empleados por las renovables en la región, y el caso de las renovables es cada vez más imperioso”, agregó.
Entre los principales esquemas en la actualidad para la integración de las energías renovables en la región se encuentran las licitaciones de suministro y la medición neta, según Irena.
Este año, varios países cuentan con licitaciones específicas para las energías renovables, como es el caso de Argentina, El Salvador y México. También se han producido mejoras en los esquemas de medición neta este año, como es el caso de los cambios introducidos en las regulaciones a este respecto en Brasil y Costa Rica.
“El caso de negocio probado de las energías renovables, combinado con el imperativo de descarbonizar el sector, provee una convincente lógica para los países latinoamericanos para continuar desplegando más renovables, incluida la solar y eólica”, señaló el director general de Irena Adnan Z. Amin. (Redacción)