La AIE incrementa su pronóstico de renovables en un 13 por ciento y destaca el “impresionante progreso” de fabricantes solares

La AIE ha sido criticada en el pasado por sectores de la industria solar por sus conservadores pronósticos sobre el desarrollo de la fotovoltaica, sin embargo hay señales de que la agencia podría ser más valiente en el futuro en sus previsiones. En su último pronóstico de medio plazo, el cual incluye previsiones sobre el despliegue de las energías renovables entre 2016 y 2021, la agencia se muestra más optimista sobre este desarrollo.
"2015 fue en efecto un año récord para las renovables", afirmó el director de la División de Renovables de la AIE Paolo Frankl, en declaraciones a la prensa previas a la publicación del informe. Frankl indicó que la eólica y la fotovoltaica fueron las tecnologías renovables líderes en crecimiento y desarrollo en 2015, con 63 gigavatios y 49 gigavatios instalados respectivamente, y que el año pasado la capacidad acumulada de las energías renovables en conjunto superó a la del carbón.

Puntos clave del reporte de medio plazo de renovables de la AIE

El escenario principal de la AIE refleja que hasta 2021 la capacidad de las energías renovables aumentará en 825 gigavatios, lo que representa un 13 por ciento más que en el pronóstico anterior. La agencia apunta a que mejoras a nivel de regulación y de mercado en Estados Unidos representan el 43 por ciento del incremento del pronóstico. Como segundo factor más importante para el incremento de las previsiones se encuentran mejoras regulatorias en China, India y México.
En relación a 2015, se agregaron 153 gigavatios renovables, lo que representa un récord. El 58 por ciento de ese crecimiento correspondió a economías emergentes y China tuvo una contribución del 40 por ciento en la capacidad renovable añadida el año pasado. Con respecto al futuro, se prevé que Asia se convertirá en un eje impulsor de la expansión de la capacidad fotovoltaica.
De cara a 2021, Frankl explicó que en concreto el incremento del pronóstico se debe principalmente a la ampliación del crédito fiscal a la inversión (ITC, por sus siglas en inglés) para las renovables en Estados Unidos, mejoras en el fomento de las renovables a nivel nacional y regional en India y el rápido aumento de la promoción de las energías renovables por parte del gobierno chino.
A pesar de los incrementos en las previsiones para la solar y la eólica en Estados Unidos, el informe de la AIE apunta a que Asia será responsable de al menos el 50 por ciento del crecimiento de la capacidad renovable en el medio plazo. "Asia está claramente en cabeza", dijo Frankl.
Al referirse al desempeño de la fotovoltaica, Frankl destacó el "impresionante progreso" de los fabricantes fotovoltaicos en el campo de la reducción de costes. También puso de relieve que el equilibrio de sistema (BoS, por sus siglas en inglés) es un área en el que también se produce un rápido progreso en la reducción de costes.
"Las reducciones de costes [de la fotovoltaica] no pararán en un futuro cercano. Los precios de los módulos seguirán bajando debido al progreso impresionante en la producción de módulos", dijo Frankl. El jefe de renovables de la AIE apuntó al incremento de las escalas en la industria productiva fotovoltaica como uno de los factores de la reducción de costes pero también destacó los programas de mejoras en el seno de la industria.
Con respecto a BoS y al despliegue de la fotovoltaica, Frankl trató de manera específica la cuestión del potencial todavía no desarrollado de las aplicaciones de integración arquitectónica (BIPV, por sus siglas en inglés). Indicó que cuando módulos y materiales fotovoltaicos se empiecen a instalar en edificaciones en sustitución del vidrio estándar, se producirá otra ola de reducciones de costes en instalación.
"Están todas las aplicaciones en las edificaciones", afirmó Frankl. "Una integración más sistemática de la fotovoltaica en la arquitectura todavía no ha empezado. Cuando la solar se convierta en estándar en el diseño de construcción, habrá otra drástica reducción de costes".

La regulación cuenta

Un tema clave en el reporte de renovables de la AIE y que Frankl comentó es la vital importancia de la configuración de las políticas para habilitar el despliegue de las renovables. "Todavía depende de las políticas el crear las reglas de mercado correctas y los marcos regulatorios para atraer inversiones", dijo Frankl. "Todavía hay mucho que hacer aquí y demasiada incertidumbre en muchos países".
En respuesta a una pregunta de pv magazine sobre las razones por las cuales la AIE ha sido muy conservadora anteriormente en sus pronósticos, Frankl reiteró que han sido cambios regulatorios en mercados clave lo que ha resultado en una revisión al alza.
"Este año revisamos nuestro pronóstico al alza en un 13 por ciento como resultado de mejoras regulatorias recientes, especialmente en Estados Unidos, China e India", dijo Frankl. "La AIE ha estado señalando a la incertidumbre regulatoria que concierne a la extensión de los incentivos fiscales en Estados Unidos durante años. En diciembre de 2015, Estados Unidos realizó una extensión de varios años de los créditos fiscales".
Los diseños de las políticas son también de crucial importancia si la acumulación con baterías ha de ser desarrollada a una escala suficiente, según la AIE. Mientras que el pronóstico a medio plazo de 2016 no trata sobre acumulación en gran detalle, al incrementarse la participación de las renovables variables, la acumulación puede ser una tecnología habilitadora importante. La AIE pronostica que se producirá un uso de las baterías en mercados en los que la generación renovable variable solo representará el diez por ciento de la generación eléctrica en 2021, en concreto en Estados Unidos, China e India.
La AIE publicará su versión más reciente de su informe "World Energy Outlook", en el que presentará una serie de escenarios energéticos a largo plazo, el 16 de noviembre.
(Por Jonathan Gifford. Traducción del inglés por Blanca Díaz López)