España: APPA destaca el aporte de las renovables de 8.256 millones de euros al PIB en 2015

La Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA) destacó que el sector renovable hizo un aporte de 8.256 millones de euros al producto interior bruto (PIB) español el año pasado. Ello supuso el 0,76 por ciento del PIB.

En el marco de la presentación del estudio sobre el Impacto Macroeconómico de las Energías Renovables en España en 2015 el miércoles, APPA puso de relieve igualmente que la balanza comercial se redujo en 2.511 millones de euros por las energías renovables, un sector cuya aportación fiscal neta al Estado fue de 1.090 millones de euros el año pasado.

En cuanto al ahorro por evitar importaciones energéticas, APPA destaca en un comunicado que gracias a las renovables se evitó la importación de 20 millones de toneladas equivalentes de petróleo con lo que se ahorraron 6.866 millones de euros. Además, el ahorro en el mercado diario o pool gracias a las energías renovables se situó en 4.180 millones de euros, lo que supone un abaratamiento en 16,9 euros el megavatio hora vendido.

Las instalaciónes de energías renovables en España cubrieron el 36,9 por ciento de la demanda de electricidad el año pasado. Por otro lado, el sector renovable dio empleo a 75.475 personas en 2015 en España.

Con una potencia instalada de 51.398 megavatios, las renovables representaron el año pasado 48,4 por ciento del parque generado español, el cual se situó en conjunto en 106.257 megavatios. La potencia fotovoltaica acumulada ascendía a 4.674 megavatios.

Sin embargo, APPA denuncia que las renovables “continúan estacandas” en España con una nueva instalación de 27 megavatios el año pasado frente a una nueva instalación de 150.000 megavatios en iniciativas renovables en el mundo. No obstante, la asociación señala que la aportación del sector al PIB creció el año pasado y que recuperó empleo tras tres años de bajadas del empleo en el sector. Y apunta a que ello se debe a los elevados precios de la venta de la electricidad el año pasado en el mercado eléctrico.

APPA indica que la aportación al PIB aumentó en un 8,7 por ciento en términos reales con respecto al año anterior, sin embargo esta está todavía lejos de la aportación de 10.639 millones de euros de 2012, lo cual supuso el 1,02 por ciento. Ello fue antes de la reforma energética. También antes de la reforma energética el empleo fue más alto en el sector. Según la asociación, en 2008 se situó en 142.940 empleos.

La asociación detaca igualmente que el sector renovable fue un contribuidor fiscal neto con un 1.090 millones euros. Ello corresponde a impuestos satisfechos por valor de 1.097 millones de euros y a haber recibido únicamente siete millones en subvenciones.

Otro ámbito en el que la aportación de las renovables es muy positiva es el de la investigación y desarrollo e innovación (I+D+i), según la asociación, con inversión de 230 millones de euros en I+D+I el año pasado.

La asociación advierte que España no alcanzará los compromisos vinculantes de la directiva 2009/28/CE de no modificar su actual política energética. En esta directiva se contempla un objetivo de 20 por ciento con energías renovables en el consumo energético final bruto y un al menos 10 por ciento con renovables en el sector del transporte.

APPA indica que la “Planificación Energética. Plan de Desarrollo de la Red de Transporte de Energía Eléctrica 2015-2020” del gobierno español apunta a una nueva instalación de 8.000 megavatios renovables hasta 2020 y señala en el comunicado que dado el actual ritmo de instalación “parece muy poco probable que puedan cumplirse los objetivos de la Planificación”.

También considera la asociación insuficiente la subasta renovable que se celebró el año pasado. Esta subasta fue la primera subasta para las energías renovables después de la moratoria renovable introducida al fomento de nuevos proyectos en enero de 2012. No obstante, se subastaron solo 700 megavatios renovables, de los cuales 500 megavatios correspondieron a la fuente eólica. El plazo para poner en marcha estas iniciativas es de cuatro años.

En este contexto, APPA pide una planificación a largo plazo para el sector renovable en España para cumplir con los compromisos medioambientales la cual se lleve a cabo con el consenso de los actores del sector y que conduzca a un modelo en base a las energías renovables principalmente. Y reclama un marco estable y predecible para el sector en España. (Redacción)