Argentina: Gobierno de Jujuy da luz verde a proyecto de 300 MW con empresas chinas

La Cámara de Diputados de la provincia argentina de Jujuy ha aprobado el marco jurídico para la financiación y construcción de tres centrales de 100 megavatios cada una. Se trata de un proyecto mancomunado entre la empresa estatal JEMSE y la Secretaría de Energía de la Provincia con las empresas chinas Shangai Electric Power Construction y Talesun Solar Switzerland.

El pasado mes de abril se firmó un memorando de entendimiento (MoU) entre las partes implicadas para la construcción del proyecto Parque Solar de Puna Jujeña. El propósito era la construcción y financiación de plantas fotovoltaicas por una capacidad de hasta 600 megavatios en la Provincia de Jujuy, a realizar en dos etapas. El MoU también ampara la construcción de una línea de transmisión de 300 y 500 kilovoltios, así como una substación que incrementará la capacidad para generar y transmitir energía solar a través de la Puna. Esta vasta y poco poblada región altiplánica en el noroeste argentino cuenta con uno de los mayores valores de radiación del mundo.

Con el proyecto de ley aprobado ayer por el gobierno regional se da el pistoletazo de salida a la primera etapa de 300 megavatios. Según indica el gobierno de Jujuy, la intención es vender toda la energía en el marco de la licitación pública para la adquisición de electricidad procedente de energías renovables, que se resolverá el próximo mes de octubre.

La primera licitación renovable convocada por el gobierno argentino prevé la contratación de 1.000 megavatios de energías verdes. Solo 300 megavatios del contingente se han destinado a la fuente solar. Los proyectos que resulten adjudicados deberán estar entregando la energía comprometida en un plazo de dos años.

Según informaba recientemente la agencia nacional de noticias Télam, el gobierno prevé que la licitación supondrá la inversión de entre 4.000 y 5.000 millones de dólares en los próximos cinco años.

El programa RenovAr implementado por el nuevo gobierno argentino prevé la contratación de energía renovable mediante licitaciones para diversificar la matriz energética. Las energías renovables proveen actualmente el 1,8 por ciento de la demanda eléctrica nacional. Según informaciones de La Casa Rosada, “el nuevo marco regulatorio para el sector se fija como meta elevar progresivamente la oferta hasta alcanzar un 4,5 por ciento en 2019 y un 20 por ciento, equivalente a 10.000 megavatios, en 2025”. (María Sarado)