Bancos de desarrollo multilaterales otorgaron US$ 6.000 millones para renovables en 2015

Un nuevo informe de los principales bancos de desarrollo multilaterales muestra que de los 20.000 millones de dólares estadounidenses que proporcionaron estos bancos para mitigación del cambio climático, el 30 por ciento, o 6.000 millones de dólares estadounidenses, correspondió a financiación para proyectos de energías renovables.

Los seis bancos están presentes en los cinco continentes. Se trata del Banco Mundial, el Banco Europeo de Inversiones (BEI), la Corporación Financiera Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (EBRD), el Banco Africano de Desarollo (AfDB) y el Banco Asiático de Desarrollo.

Aunque las instituciones europeas están muy representadas entre estos bancos, la mayor parte de la financiación para proyectos de energías renovables se destina a proyectos fuera de Europa. Según los gráficos del informe, alrededor de 1.500 millones de dólares estadounidenses, o un cuarto del total de la financiación de proyectos de energías renovables corresponde a iniciativas en América Latina y el Caribe.

En Latinoamérica, el BID ha jugado un papel muy importante, proporcionando financiación a proyectos como Aura Solar 1, la primera central fotovoltaica que se realizó en México y una de las primeras en la región. El BID señala que gran parte de la financiación se ha puesto a disposición a través de cooperaciones con fuentes concesionales, entre ellas con el Fondo Climático Canadiense para el Sector Privado, y el Clean Energy Technology Fund, el cual es gestionado por el Banco Mundial.

“Dado el estado de la industria, no podríamos hacerlo sin este apoyo de fuentes concesionales, porque se ve como demasiado arriesgado”, dijo el especialista senior en cambio climático Claudio Alatorre a pv magazine.

Alatorre indica que el BID también ha cooperado con otros bancos de desarrollo nacionales europeos de Francia y Alemania, los cuales, además de proporcionar financiación para grandes proyectos también han financiado instalaciones solares de generación distribuida en varias naciones.

Además de en América Latina, más de 1.000 millones de dólares de financiación multinacional de desarrollo ha correspondido a proyectos de energías renovables en el sur de Asia y otros 1.000 millones de dólares estadounidenses a proyectos en la región Oriente Medio y Norte de África (MENA).

En el sur de Asia puede que los esfuerzos para financiar proyectos renovables sean incluso mayores. Como parte de un incremento de la financiación para clima, el Banco Mundial planea proporcionar más de 1.000 millones para apoyar el desarrollo de la energía solar en India.

La financiación para energías renovables abarca proyectos de distintas tecnologías y el informe de los bancos multilaterales no detalla qué parte de la financiación para renovables corresponde a proyectos solares. pv magazine no pudo determinar la financiación específica para la energía solar en el momento de publicación de esta noticia.

Lo que está claro es que la financiación por parte de bancos de desarollo y exportación incluidos la Corporación de Inversiones Privadas en el Extranjero (OPIC) y el Export-Import (EXIM) Bank, ambos de Estados Unidos, participaron en los primeros proyectos solares a gran escala en América Latina. Las primeras centrales solares en México y Chile obtuvieron financiación de desarrollo y/o de OPIC y de EXIM Bank.

En relación a la financiación para mitigación, incluyendo tanto la financiación para energías renovables como otros ámbitos como la eficiencia energética y la financiación para transporte, el 76 por ciento se proporcionó en forma de préstamos. El resto del apoyo correspondió a garantías, donaciones, líneas de crédito y otros instrumentos.

El 68 por ciento de la financiación fue obtenida por entidades públicas y solo el 32 por ciento por empresas privadas.

Por Christian Roselund. Traducción del inglés por Blanca Díaz