SunEdison se acoge al capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos

La empresa de energías renovables SunEdison anunció el miércoles haberse acogido al capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos. Las sociedades yieldco TerraForm Power y TerraForm Global no están afectadas por este proceso. La empresa también comunicó haberse asegurado compromisos por hasta 300 millones de dólares en forma de debtor-in-possession financing por parte de acreedores.
Analistas y observadores habían anticipado una decisión de este tipo desde hace más de un mes, después de que fallara la adquisición de la empresa estadounidense fotovoltaica especializada en el segmento residencial Vivint Solar. Por otro lado, la empresa está bajo investigación de la U.S. Securities and Exchange Commission (SEC) y del Departamento de Justicia de Estados Unidos.
"Nuestra decisión de iniciar una reestructuración supervisada por un tribunal fue difícil pero ha sido un paso importante para abordar nuestras cuestiones de liquidez inmediatas", afirmó el consejero delegado de SunEdison Ahmad Chatila. Este proceso "nos permitirá ajustar nuestro balance y reducir nuestra deuda, proporcionando la oportunidad de apoyar que el negocio vaya adelante mientras nos centramos en nuestros puntos fuertes".
En Estados Unidos, el proceso bajo el capítulo 11 permite la reorganización de una empresa, al contrario que otros tipos de declaraciones de quiebra, los cuales resultan en liquidación. SunEdison indica que ha presentado diversas solicitudes al tribunal con el fin de que la transición al capítulo 11 se realice sin que los principales negocios de la compañía se vean afectados. Ello incluye la solicitud de uso de los 300 millones de dólares de debtor-in-possession financing.
Si el tribunal da el visto bueno a las solicitudes de Sunedison, la empresa podrá continuar con el pago de los salarios, con sus actividades y con proyectos en marcha en Estados Unidos y en otros lugares.
En relación al anuncio de SunEdison de acogerse al Capítulo 11, la directora de análisis de energía solar de Bloomberg New Energy Finance Jenny Chase indicó que lo que lo que ha ocurrido con SunEdison no debe ser tomado como una señal de una dinámica de mercado. Esta quiebra "dice más sobre las decisiones estratégicas de la empresa que sobre la industria solar en conjunto", indicó Chase en un comunicado en la web de BNEF. "Lo que ha distinguido a SunEdison es su búsqueda implacable y descentrada de crecimiento, en lo que ha invertido vastas cantidades de dinero prestado".
Chase también indica que la quiebra de SunEdison conllevará ventas de proyectos. "Hay mucho valor en la cartera de proyectos, lo que en último termino comprende activos generadores de efectivo que no están vinculados a la existencia de SunEdison".
Sunedison cuenta con varios grandes proyectos fotovoltaicos en América Latina. Entre los proyectos de la compañía destacan la central Amanecer Solar de 100 megavatios en la región chilena de Atacama, el proyecto María Elena de 73 megavatios ubicado en la región chilena de Antofagasta y la central San Andrés de 51 megavatios, ubicada en la región chilena de Atacama.
Esta semana, el gerente general de la minera chilena CAP, que cerró un acuerdo con SunEdison para el suministro de la central Amanecer Solar, señaló durante la junta de accionistas de la empresa que se analizaría la situación de producirse una quiebra de Sunedison, según informa el medio local Diario Financiero. "Legalmente es totalmente diferente que una compañía valga poco a que esté en quiebra. Lo que tenemos que hacer es estudiar las consecuencias que todo eso tiene en el contrato", indicó.
(Por Christian Roselund. Traducción del inglés y reporte adicional de Blanca Díaz López)