Panamá evalúa eliminar el techo de 500 kW en medición neta

La Autoridad de los Servicios Públicos (ASEP) de Panamá evalúa eliminar el techo de potencia de 500 kilovatios para las instalaciones bajo el esquema de medición neta.
Bajo este esquema se han realizado hasta al fecha más de 100 instalaciones fotovoltaicas en Panamá que suman una potencia de alrededor de siete megavatios.
La propuesta de modificiación de la normativa de autoconsumo que se estudia, contempla que la potencia máxima de las instalaciones dependa de la capacidad de consumo de los clientes. En concreto, se habría solicitado a ASEP que el volumen máximo de inyección equivalga al 25 por ciento del consumo del cliente en los últimos seis o 12 meses.
ASEP inició el pasado mes de diciembre un proceso de consulta pública para introducir modificaciones en el esquema de medición neta.
El regulador señala en un comunicado haber ampliado el proceso de consulta debido al "alto interés demostrado por clientes y empresas dedicadas a la instalación de paneles solares". La nueva consulta pública al respecto finaliza el 25 de abril.
La ampliación del techo de potencia de las instalaciones de medición neta es una medida que se reclama desde el sector solar en diversos mercados latinoamericanos. En Brasil, desde el primero de marzo de este año la potencia máxima de las instalaciones pasa a ser cinco megavatios frente a un techo de un megavatio previamente. En México, el sector también ha pedido que se aumente la potencia máxima de los actuales 500 kilovatios a cinco megavatios.
Por otro lado, Panamá es uno de los países de la región centroamericana con un mayor volumen de instalaciones fotovoltaicas de medición neta.
Recientemente, ASEP informaba que en el país había 109 sistemas fotovoltaicos bajo el esquema con una potencia en conjunto de 6.935 kilovatios. (Redacción)