Brasil: BYD suministrará módulos de producción local para centrales solares de subastas

El fabricante BYD suministrará módulos vidrio vidrio producidos localmente para proyectos fotovoltaicos ganadores en licitaciones nacionales en Brasil, según indicó el director de marketing Adalberto Maluf a pv magazine durante la feria Intersolar South America esta semana. La empresa abrirá una fábrica de módulos solares en Campinas, en el estado de Sao Paulo, en el segundo trimestre del año próximo.

La fábrica tendrá una capacidad inicial de 400 megavatios. "Empezaremos con una primera línea de 200 megavatios y la ampliaremos a 400 megavatios", indicó Maluf. La inversión para la fábrica es de unos 150 millones de reales brasileños (unos 40 millones de dólares estadounidenses).

BYD suministrará módulos para proyectos adjudicados en la licitación fotovoltaica celebrada la semana pasada en Brasil así como en proyectos de la subasta del año pasado. En ambas licitaciones se adjudicaron unos dos gigavatios en proyectos. "Algunos de nuestros clientes tuvieron éxito" en los certámenes, dijo Maluf.

Los proyectos ganadores en estas licitaciones deben entrar en operación en 2017. "La producción inicial se suministrará exclusivamente a ganadores en las licitaciones", añadió.

Asimismo, la empresa espera suministrar módulos para proyectos ganadores en las próximas licitaciones en Brasil. El próximo certamen se celebra el 13 de noviembre. "Soy optimista sobre las próximas licitaciones", expresó Maluf.

Los proyectos fotovoltaicos de licitaciones nacionales pueden acceder a financiación específica de la entidad brasileña Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) si cumplen con requisitos de contenido local. Para los proyectos que entren en operación en 2017 se aplican ciertos requisitos en la producción local de los módulos.

La fábrica de Sao Paulo es la primera planta de BYD en América Latina. La empresa se registró antes de finales de mayo para participar en el programa nacional de incentivos para la industria de los semiconductores Padis, que está en la actualidad suspendido, y se muestra confiada en que el gobierno apoyará a las empresas que se registraron antes de finales de mayo en el programa.

Varias empresas fotovoltaicas han solicitado este año participar en el programa Padis que se esperaba fuera a ser ampliado. Sin embargo, la presidenta de Brasil Dilma Rousseff vetó a mediados de agosto varios aspectos de un proyecto de ley que contemplaba la extensión del programa aunque la industria solar todavía espera incentivos por parte del gobierno.

En el segmento de la generación distribuida, Maluf destacó que las reducciones impositivas aprobadas en Sao Paulo y otros estados brasileños podrían impulsar estas instalaciones. El primero de septiembre varios estados brasileños introdujeron reducciones impositivas para fomentar las instalaciones de energías renovables.

Maluf estima que con esta medida la amortización de los sistemas será más corta. "En lugar de una amortización de ocho años vemos seis años y medio o siete años, algunas veces seis años". BYD también prevé suministrar módulos para instalaciones de generación distribuida.

Los elevados precios de la electricidad que se están registrando en Brasil con la bajada en la incidencia de lluvias, y su repercusión sobre la producción hidráulica, también favorecerán a la energía solar. "Brasil va a pasar por unos años difíciles en la generación de electricidad así que el precio de la electricidad continuará alto en el corto y medio plazo lo que hace que el mercado solar fotovoltaico sea un mercado prometedor en el futuro", estimó Maluf. (Johannes Vogel y Blanca Díaz)