Chile: Heliplast completa sistema FV residencial y comercial en Santiago

La empresa Heliplast realizó un sistema fotovoltaico de autoconsumo de 4,2 kilovatios de potencia en una casa y negocio en la comuna de Puente Alto en la capital chilena Santiago. El costo del proyecto se situó en unos siete millones de pesos chilenos. La amortización se ha estimado en un plazo de entre seis y diez años, según la evolución del consumo.

La instalación incorpora 17 módulos chinos del fabricante Komaes de 250 vatios y un inversor del fabricante estadounidense ABB Power One. Ya que el tejado sobre el que se instaló el sistema fotovoltaico no estaba orientado hacia el norte, Heliplast utilizó una estructura de soporte para los módulos para obtener la orientación adecuada.

El sistema fotovoltaico suministra electricidad a una vivienda y a un minimarket San Sebastián. "Hicimos el esfuerzo de inversión inicial, porque entre el consumo de la casa y el negocio, estuve pagando hasta $210.000 mensual por la cuenta de la luz. Estoy fascinada con mi instalación fotovoltaica, porque sé que es un negocio rentable", explica la productora fotovoltaica y empresaria Lucila Villalobos.

Pero la instalación también puede verter el excedente de electricidad a la red. "El sistema deberá ser ingresado a tramitación según estipula la SEC -Superintendencia de Electricidad y Combustibles- si el objetivo es inyectar, el excedente de energía no consumida, a la red eléctrica pública", indica por su parte el consejero delegado de Heliplast Peter Horn.
En Chile está en vigor en la actualidad un esquema de net billing para instalaciones de energías renovables de hasta 100 kilovatios de potencia.(Redacción)