Costa Rica: regulador presenta propuesta de tarifas fotovoltaicas

La Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) de Costa Rica presentó una propuesta de tarifas específicas para centrales fotovoltaicas, según informó este organismo. Se trata de una banda tarifaria de entre 0,751 y 17,94 centavos de dólar estadounidense el kilovatio hora, a la cual, de ser aprobada, podrían acogerse centrales solares de hasta 20 megavatios de potencia.

Estas tarifas serán válidas en la compraventa de electricidad entre la principal eléctrica del país, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), y los productores fotovoltaicos. La propuesta será todavía sometida a consulta pública el próximo mes de junio antes de su aprobación. Una vez aprobadas las tarifas, su revisión se producirá con carácter anual.

De esta manera, Costa Rica incorporaría un modelo de fomento de la fotovoltaica de tarifa de inyección (FIT), el cual existe con variantes en otros países. En la región centroamericana, Honduras cuenta con programa de suplemento tarifario para centrales fotovoltaicas.

"Se trata de un paso firme para fomentar la integración de las energías renovables dentro del sistema eléctrico nacional, diversificar la matriz energética, promover la innovación e inversión en esta tecnología", afirmó el intendente de Energía Juan Manuel Quesada. La matriz energética de Costa Rica es cubierta principalmente por las energías renovables en la actualidad.

Este año, el ICE estima que las renovables cubrirán el 97 por ciento del mix de electricidad en Costa Rica. Según el ICE, las fuentes no renovables representarán previsiblemente el 2,9 por ciento frente al 10,3 por ciento el año pasado. Ello se deberá principalmente a un aumento de la generación por fuente hidráulica, que cubre más del 70 por ciento del mix.

"Con la promoción de la generación privada de energía solar, estamos creando condiciones para avanzar de manera decidida en la diversificación de la matriz energética, apostando como país una vez más a las energía renovables como medio para garantizar la sostenibilidad del sistema eléctrico nacional", indicó el intendente Juan Manuel Quesada.
El mayor proyecto fotovoltaico en operación en Costa Rica es la central Miravalles de 1,2 megavatios de potencia. Por otro lado, el ICE prevé realizar un parque solar de cinco megavatios y contratar otros dos parques solares de la misma potencia en una licitación.
Las tarifas se aplicarán a las centrales solares pero no a las instalaciones bajo esquemas de generación distribuida. En Costa Rica se ha promovido la generación distribuida a través de un plan piloto del ICE que concluyó recientemente y al cual se presentaron proyectos fotovoltaicos con cerca de siete megavatios de potencia. En la actualidad están en trámite normas que permitan la aplicación de la regulación de generación distribuida aprobada el año pasado. (Redacción)