México: 5% de requisito de energías limpias en el 2018

Share

La Secretaría de Energía (Sener) de México anunció el martes que el requisito de certificados de energías limpias (CELs) en el año 2018 será del cinco por ciento para los usuarios intensivos de electricidad. El "Aviso por el que da a conocer el Requisito para la adquisición de Certificados de Energías Limpias en 2018" se publicó en el Diario Oficial de la Federación.

Ello supone que los usuarios intensivos de electricidad deberán demostrar haber adquirido obligaciones para cumplir con ese objetivo. La introducción de un esquema de certificados de energías limpias a partir del año 2018 es parte de la reforma energética que acomete el gobierno mexicano desde diciembre del año 2013. Otro elemento de la reforma es la creación de un mercado eléctrico en México, el cual empezará a operar a partir del uno de enero del año próximo.

Según Sener, la cuota anunciada sirve para concretar los objetivos de enegías limpias a nivel nacional. La meta de México es del 35 por ciento de fuentes no fósiles en el mix de electricidad en el año 2024. Por otro lado, el Programa Especial para el Aprovechamiento de Energías Renovables publicado el año pasado recoge un objetivo de generación de energías renovables y cogeneración eficiente de 24,9 por ciento en 2018 frente a un 14,78 en 2012.

Para la solar en particular, el gobierno no ha marcado objetivos concretos de certificados. En la actualidad, potencia fotovoltaica acumulada se sitúa en cerca de 200 megavatios. El segmento que experimenta un mayor crecimiento es de las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo, tanto bajo el esquema de medición neta para instalaciones de pequeña y mediana potencia como en el de autoabastecimiento, para centrales de mayor potencia. Sin embargo, en México hay numerosos proyectos previstos bajo el esquema de pequeño productor, con la venta de electricidad en condiciones de mercado.

A fecha de enero de 2015, contaban con permiso de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) unos 150 proyectos fotovoltaicos con una potencia en conjunto de 3,8 gigavatios. La mayor parte de los proyectos con autorización del regulador energético se encuentran bajo el esquema de pequeño productor mientras que una pequeña parte corresponde a proyectos de autoabastecimiento. (Redacción)