Uruguay pagará la electricidad de centrales solares que no se pueda despachar

El gobierno uruguayo quiere que la tarifa acordada para las centrales solares y eólicas se pague también por la electricidad que no se pueda despachar. El decreto 12/15 publicado la semana pasada establece que se produzca este pago al mismo precio que la electricidad generada y distribuida. Esta medida se incluirá en los próximos acuerdos de compraventa de electricidad que se cierren para instalaciones eólicas y fotovoltaicas.

En concreto, la medida se aplicará a los 225 megavatios fotovoltaicos de un programa específico para esta tecnología, los cuales se prevé se realicen hasta finales de este año. El programa establecía una tarifa de entre 91,5 dólares estadounidenses el megavatio hora y 86,6 dólares estadounidenses el megavatio hora para los proyectos de mayor potencia del programa. Igualmente, la medida beneficia a las centrales eólicas. Las instalaciones de esta tecnología en operación suman una potencia de 500 megavatios en la actualidad y, hasta finales del año próximo, Uruguay prevé la incorporación de unos nuevos 700 megavatios eólicos.

El decreto también contempla medidas para que la Administración del Mercado Eléctrico se equipe para llevar a cabo previsiones de generación de electricidad renovable. En concreto, este organismo se ha de preparar para realizar pronósticos de viento, temperatura y radiación. Y también deberá estar preparado para realizar previsiones de demanda de corto plazo. (Redacción)