SMA y DeltaVolt equipan finca agrícola aislada de la red en Perú

Share

Una finca agrícola en el desierto peruano de Ica ha sustituido parte de sus generadores diésel por un sistema fotovoltaico de 96 kilovatios de potencia pico para alimentar las bombas de riego. La explotación agrícola Samaca se encuentra a 20 kilómetros del punto de acceso a red eléctrica más cercano y hasta ahora empleaba generadores diésel para las labores de riego.

Tras considerar soluciones con bombas solares DC de alimentación directa, la empresa peruana Deltavolt diseñó para Samaca un sistema trifásico con una red de distribución local para alimentar las bombas de riego de los tres pozos y el reservorio del que dispone la finca. La instalación cuenta de 320 módulos de 300W de Canadian Solar, mientras los inversores de SMA son 6 equipos Sunny Island 8.0H con una Multicluster Box 12.3, y 5 inversores STP17000TL-10, más una Sunny Webbox y una Sensorbox. Las bombas son reguladas con variadores de frecuencia que permiten un ajuste continuo. El sistema también permite la conexión directa a una red sin perder la inversión, y en caso de emergencia, se puede conectar fácilmente un generador de apoyo en un solo punto central.
Esta constelación debería asegurar que las bombas dispongan de 50 kilovatios de potencia durante un promedio de cinco horas, también en invierno. Se prevé que la instalación genere más de 170.000 kilovatios hora anuales y ahorre 30.416 litros de diésel por año. En comparación con los precios actuales de la electricidad, el sistema fotovoltaico permitirá un ahorro de 21.000 dólares anuales, según indica SMA. 
Aunque no se indica la inversión que ha requerido la instalación, SMA afirma en el comunicado de prensa que el plazo de amortización del sistema fotovoltaico es de unos cinco años, comparado con generadores de diésel. (Redacción)