Dos islas de Galápagos tendrán 30% energía verde en 2015

Las islas de Santa Cruz y Baltra en el archipiélago de Galápagos cubrirán el 30 por ciento de su demanda eléctrica con fuentes renovables en 2015. Según informa el medio ecuatoriano El Comercio, el proyecto de red verde que unirá ambas islas estará listo a finales de este año.
La red que interconectará la electricidad producida por aerogeneradores e instalaciones fotovoltaicas en estas dos islas forma parte del programa “Cero combustibles fósiles en Galápagos” del gobierno ecuatoriano. Se trata de dos subestaciones eléctricas y una línea de subtransmisión, que permitirá canalizar en la Santa Cruz la electricidad generada por las instalaciones renovables de ambas islas para satisfacer la demanda energética de ambas islas. La línea contempla tramos aéreos, soterrados, subterráneos y submarinos, cuenta con apoyo financiero del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y su construcción está a cargo de CELEP EPTransalectric.
Está previsto conectar la electricidad generada por la central eólica que se construye en Baltra (3 megavatios de potencia y una inversión de 24 millones de dólares) y la del parque fotovoltaico de Puerto Ayora en la isla de Santa Cruz. La central fotovoltaica de 1,5 megavatios de potencia Puerto Ayora ya está construida y en fase de pruebas, estando ya operativos 1,3 megavatios, según indica el medio ecuatoriano.
La central fotovoltaica de Ayora requirió una inversión de cerca de 10,6 millones de dólares y contó con ayuda financiera de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea-KOICA. Está previsto que la electricidad generada por la central sea suficiente para satisfacer el 10 por ciento de la demanda energética de ambas islas, según declaró a El Comercio el director de energías renovables de la eléctrica estatal ElecGalápagos, Víctor Vélez.
En Baltra también está planificada la instalación de un sistema fotovoltaico de 200 kilovatios de potencia que contará con un banco de baterías híbrido (ión litio y plomo ácido), cuya electricidad generada también se inyectará en la red verde con Santa Cruz. El proyecto está siendo desarrollado con la cooperación de la Agencia de Cooperación Japonesa (JICS) a través de la empresa Oriental Consultants y en el marco del programa de cooperación no reembolsable del gobierno de Japón. Baltra inauguró en el mes de mayo una instalación híbrida fotovoltaica-diésel de 81 kilovatios en su aeropuerto.
La demanda energética de ambas islas ha sido cubierta hasta la fecha por generadores diésel. El pasado año, la isla de Santa Cruz, la isla más poblada del archipiélago, tuvo un consumo de 25.000 megavatios hora. (Redacción))