El mercado solar global superará 65 MW en 2019

Share

China liderará durante los próximos cinco años el crecimiento de la potencia solar instalada en el mundo, según pronostica un estudio de Lux Research. Los analistas prevén un incremento del 75 por ciento en 2019, fecha en la que se alcanzarán una potencia acumulada global de 65,6 gigavatios.
La empresa analista de mercados afirma que el mercado tendrá una tasa de crecimiento anual compuesto del 8,3 por ciento a pesar de los desafíos que suponen las disputas comerciales con China y los cambios en la regulación global, aunque también indican que éstas añadirán no obstante incertidumbre en las perspectivas a corto plazo.
El estudio “Solar Market Size Update 2014: Reform for the Long Haul” indica que China se convirtió en 2013 en el mayor mercado solar del mundo con una potencia solar instalada de 11,8 gigavatios, habiendo tenido un papel relevante en la recuperación del mercado global. Tras la guerra de costes plagada de bancarrotas en 2012, los márgenes de los productores de módulos se han incrementado con la mayoría de los fabricantes de primer nivel superando el 10 por ciento a finales de 2013 y del 15 por ciento en el primer trimestre de 2014, añade el informe.
Los analistas de Lux Research pronostican que el mercado americano será el de más rápido crecimiento en el mundo, con una tasa de crecimiento anual compuesto del 16,3 por ciento, triplicando en 2019 su volumen de instalación respecto a 2013: de 5,3 gigavatios a 15,4 gigavatios. Prevén que Estados Unidos incremente su potencia solar de 4,7 gigavatios en 2013 a 11,7 gigavatios en 2019 y que América Latina multiplique por diez su actual potencia, alcanzando un acumulado de 2,5 gigavatios en 2019. No obstante, Lux Research pronostica que la región Asia-Pacífico represente más del 50 por ciento de la demanda mundial a pesar de tener una tasa de crecimiento inferior (8,2 por ciento), con China, Japón y otros mercados emergentes liderando la demanda.
El informe prevé que la reducción de costes se mantenga y observa que ya está en curso el incremento gradual de la eficiencia en tecnologías de célula como la de emisores selectivos pasivados en la parte posterior (PERC), células multiunión HIT (Heterjunction wiht intrinsic thin layer) o las emisores selectivos (SE). Los costes de sistema se reducirán 0,36 dólares por vatio pico para las grandes centrales y 0,60 dólares por vatio pico en los sistemas residenciales con cara a 2019, lo que se traducirá en una reducción del 20 por ciento en los costes totales del sistema, indica el informe.
La tecnología de silicio seguirá siendo la predominante, aunque los analistas indican que tecnologías de módulo de capa delgada como la CIGS (diseleniuro de galio, iridio y cobre), CZTS (cobre, zinc, estaño, azufre y selenio), CdTe (telururo de cadmio) e incluso el silicio epitaxial flexible (epi-Si) tienen potencial para convertirse en importantes amenazas al silicio cristalino en el futuro. El informe apunta a una cuota de mercado del 84,6 por ciento para el silicio cristalino, que aumentará de 31,6 gigavatios en 2013 a 55,7 gigavatios en 2019, mientras que para CdTe pronostica 4,8 gigavatios en 2019 y 4,2 gigavatios para la tecnología CIGS. (Edgard Meza)