Intersolar South America: más brasileña que nunca

Share

Entre los días 26 y 28 de agosto en el Pabellón Blanco del recinto ferial Expo Center Norte de Sao Paulo van a saltar chispas. Al menos en sentido figurado, porque en él se dan cita paralela dos grandes eventos relacionados con la electricidad. Abarcando la parte más tradicional de la generación se celebra la decimoquinta edición del ENEI, el encuentro bianual de los profesionales del sector eléctrico brasileño. Mientras que del toque verde se encargará Intersolar South America, evento dedicado exclusivamente a la energía solar.
La versión latinoamericana del exitoso modelo de feria y conferencia alemán Intersolar, que con 24 años de experiencia reúne anualmente al sector solar internacional ya en cinco países, celebra esta segunda edición con mayores expectativas que en 2013. La organización estima reunir este año a 100 expositores internacionales y 10.000 visitantes a la feria. Un salto cualitativo si se compara con los 69 expositores y los 2.288 visitantes que reportó haber recibido el año pasado, pero bastante realista teniendo en cuenta que la organización cuenta con el tirón que tiene ENEI, que en su pasada edición de 2012 atrajo a más de 7.000 visitantes, y a que además la entrada a la parte ferial de Intersolar vuelve a ser este año gratuita.
Según indica Tina Enegelhard, responsable de negocio de la organizadora Solar Promotion, a finales de mayo ya habían comprometido la misma superficie que el pasado año. De los 65 expositores que estaban confirmados a mediados de julio, la gran mayoría corresponde al sector de la solar fotovoltaica y solo siete de ellos al de la solar térmica. Si bien el año pasado sorprendía la práctica ausencia de expositores de China, este año ocurre todo lo contrario y con 21 participantes (la mitad de ellos productores de módulos) es el país con mayor representación. Le sigue en el ranking Brasil, que toma la delantera este año a Alemania, aunque una tercera parte de las empresas bajo bandera carioca sean filiales de grupos internacionales. Y es que cada vez son más las compañías que optan por sentar base en Brasil. Algunos como Canadian Solar, Jema o Yingli para comercializar sus productos en el prometedor mercado brasileño, pero otros como el fabricante español de inversores Ingeteam lo hacen ya incluso para producir. "Gracias a nuestro centro de producción, podemos garantizar el cumplimiento del contenido local mínimo requerido por las autoridades brasileñas, lo cual nos coloca en una buena posición de cara a garantizar el suministro de equipos que cumplan con la normativa brasileña", dice por ejemplo Carlos Lezana, del departamento de marketing y comunicación de Ingeteam.

Conferencias con fuerte acento en Brasil

Y ahí ha tocado Lezana uno de los puntos que seguro se discutirá largo y tendido en el programa de conferencias que ha preparado la organización. El gobierno brasileño acaba de publicar las políticas de contenido local que se aplicarán a la energía solar. Expertos en el mercado brasileño harán un análisis no solamente del impacto que éstas tengan sobre la primera licitación solar convocada para octubre y en la subasta A-5 de septiembre (en la que están invitadas a participar las centrales solares), sino también sobre las barreras de financiación y desafíos legislativos de la fotovoltaica en Brasil.
La organización espera atraer a 600 personas a un programa de conferencias con fuerte acento en la fotovoltaica brasileña, pero en el que también se tendrá la oportunidad de conocer los desafíos a los que se enfrentan los promotores solares en América Latina. Interesante será la ponencia que haga SunEdison, que con mucha probabilidad cuente los pormenores de cómo consiguió en marzo marcar un hito en la historia de las grandes centrales latinoamericanas al conectar a la red chilena la primera central latinoamericana (San Andrés, 48 megavatios) que vende su energía al mercado spot y no haber tenido problemas para su financiación. Como también será interesante el conocer los avances tecnológicos de la industria, cuyas ponencias este año corren de la mano de empresas alemanas. Pero Intersolar tampoco olvida en su programa de conferencias a la fotovoltaica aislada, un mercado muy importante en América Latina debido a la todavía elevada cuota de población que carece de acceso a la electricidad, como tampoco se olvida de la solar térmica. Para esta última ha convocado interesantes paneles de expertos en dos de los tres días que dura el programa de conferencias.
Con los enormes pronósticos que se barajan para los mercados latinoamericanos y las licitaciones que se prevén en varios estados brasileños es muy probable que Intersolar South America siga creciendo el próximo año. El lugar y la fecha ya están sentados: entre el 15 y 17 septiembre de 2015 y de nuevo en Sao Paulo. (María Sarado)