Brasil mantiene el liderazgo en América Latina en innovación de tecnologías limpias

El índice de los 40 países con mayor innovación en energías renovables que publica el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y Cleantech Group sitúa a Brasil como la nación latinoamericana con mayor potencial para incentivar el establecimiento de empresas renovables en los siguientes 10 años. Al igual que ya hiciera en el año 2012, Brasil ocupa el puesto número 25 del Índice Global de Tecnologías Limpias 2014, superando incluso en un puesto a España, país que pierde cinco posiciones respecto a la primera publicación del índice hace dos años.

Para la elaboración del índice, WWF y Cleanteach han evaluado a 40 países, incluyendo a los miembros del G20, en base a 15 indicadores relacionados con establecimiento de empresas y comercialización de tecnologías renovables, determinando con ello el potencial de cada país en relación al tamaño de su economía.

Según indica el índice, Brasil se encuentra junto con China e India entre los tres primeros países con mayor presión económica y social para adquirir tecnologías limpias, destacando su "elevada percepción de oportunidades empresariales". No obstante, también se indica que Brasil se encuentra muy rezagado en cuanto a patentes y por debajo del promedio de inversión de capital riesgo, con escasa inversión pública en I+D e inversores centrados en energías limpias.
A la cabeza del ranking, WWF y Cleantech sitúan a Israel, Finlandia y EEUU, mientras que Argentina y México ocupan el tercio final del índice en los puestos 32 y 36, respectivamente. Ambos países sufren un retroceso frente a la evaluación del año 2012, en la que ocuparon las posiciones 26 y 32. El fuerte retroceso de 10 puestos de México obedecería entre otras cosas a la poca disponibilidad de financiación pública y privada, así como a que los vínculos entre el ámbito académico y el sector privado son restringidos, según indica WWF México en un comunicado. No obstante, WWF confía en que las leyes secundarias a la reforma energética que acomete el gobierno mexicano lleguen a "detonar oportunidades para el desarrollo de las tecnologías limpias a nivel nacional", incluyendo la creación o fortalecimiento de fondos para la investigación y desarrollo de las energías renovables. El índice también resalta la falta de consumo de energías renovables en el sector residencial y la carencia de empresas renovables cotizadas en bolsa como motivos de la baja puntuación de México en 2014.

Aunque mejor posicionada que México, Argentina también ha experimentado un retroceso en el índice. A pesar de que se destaca que el país se encuentra en una fase incipiente de actividad empresarial, la baja puntuación en casi todos los indicadores de innovación hace que Argentina se sitúe por debajo de la media de los 40 países evaluados. Como principales obstáculos, WWF indica de nuevo la escasa inversión pública en I+D y la falta de acceso a financiación privada. (Redacción)