IHS revisa al alza su pronóstico de nueva potencia FV en 2014

Share

La empresa de investigaciones de mercado IHS ha publicado un nuevo pronóstico de la potencia fotovoltaica que se instalará este año en el mundo. La compañía prevé una nueva instalación de 46 gigavatios, cinco gigavatios más que en su anterior pronóstico hecho público el pasado mes de octubre. La revisión de la valoración se produce tras constatar una evolución más favorable en China y Japón que lo esperado anteriormente. En China, recientemente el gobierno publicó objetivos por provincias para este año. En conjunto, habrá incentivos para unos 14 gigavatios fotovoltaicos. En Japón, la bajada de la tarifa de inyección para instalaciones fotovoltaicas a partir del uno de abril introducida por el gobierno es del 11 por ciento, en la línea con lo que esperaba el sector. Además, el mercado japonés ha experimentado un notable crecimiento en los últimos meses. Según las últimas estadísticas del del gobierno, desde la introducción del esquema de tarifa en julio de 2012 y hasta diciembre del año pasado se instalaron 6.845 megavatios fotovoltaicos en Japón.

Con respecto a la nueva instalación en China este año, IHS vuelve a reiterar que no cree probable que se cumpla el objetivo de ocho gigavatios fotovoltaicos en instalaciones de generación distribuida que ha planteado el gobierno. IHS pronostica una nueva instalación de 4,8 gigavatios en este segmento. Por otro lado, la empresa considera que se instalará en China un mayor volumen de centrales solares que lo que ha previsto el gobierno. IHS cree que se instalarán ocho gigavatios frente a los seis gigavatios de objetivo que ha marcado el gobierno chino en este segmento.

En 2014, IHS pronostica que se instalará en China más nueva potencia fotovoltaica que en Europa. En esta última región, IHS prevé una nueva potencia este año de tan solo 9,7 gigavatios. Este valor supone una fuerte bajada con respecto al máximo anual alcanzado en 2011 cuando se instalaron 19 gigavatios fotovoltaicos. Para este año, la empresa ha rebajado en 700 megavatios su pronóstico para Europa principalmente debido a los cambios regulatorios en Alemania y a la incertidumbre política en Ucrania. (Redacción)