Manifestación de los productores fotovoltaicos el 21 de junio en Madrid

Share

La Asociación Nacional de Productores Fotovoltaicos (Anpier) ha convocado una manifestación el 21 de junio frente a la sede del Ministerio de Industria, Turismo y Energía, en Madrid, en protesta contra los recortes a las instalaciones fotovoltaicas en operación. Anpier denuncia que los seis recortes del gobierno implican una bajada del 50 por ciento en los ingresos de los productores fotovoltaicos en España. En la actualidad, el gobierno español prepara un nuevo real decreto que regule las instalaciones de energías renovables así como una orden ministerial que contiene los nuevos parámetros del nuevo sistema de retribución para las instalaciones de energías renovables que sustituye a la tarifa de inyección y que supone fuertes recortes en la remuneración de las instalaciones.
En concreto, Anpier denuncia que desde el año 2010 se han producido una larga serie de recortes retroactivos que suponen una fuerte disminución de los ingresos de los productores. En el año 2010, con el Real Decreto 1565/2010 se recortó fuertemente el número de años durante los cuales se pagaría la tarifa fotovoltaica. Ese mismo año, con el Real Decreto-Ley 10/2010, se redujeron el número de horas anuales para las que se pagaría la tarifa fotovoltaica. Anpier denuncia que la mayor parte de las instalaciones fotovoltaicas alcanza estas horas en el mes de agosto.
En 2012, con la Ley 15/2012 se introdujo un impuesto del siete por ciento a la generación de energía. Posteriormente en 2013, con el Real Decreto-Ley 2/2013 se modificó la actualización de la tarifas en función de los índices de inflacción. Ese mismo año, con el Real Decreto 9/2013 se crea un nuevo esquema de retribución para las instalaciones de energías renovables en operación en España que se basa en el concepto de rentabilidad razonable y que sustituye a la tarifa de inyección. Con la Ley 24/2013, Anpier denuncia que los productores fotovoltaicos tienen que contribuir de igual manera que los tres principales operadores en soportar el déficit de tarida. El pasado mes de marzo, los productores fotovoltaicos han percibido tan solo el 25,5 por ciento de la remuneración que les correspondía por el mes de enero.
Asimismo, la asociación denuncia que durante este tiempo muchos productores han tenido que refinanciar sus créditos con los altos costes financieros que conlleva, así como con condiciones y tipos de interés más desfavorables.
"El acoso que sufren las familias fotovoltaicas, solo se comprende si analizamos las motivaciones últimas y los intereses que presiden el nuevo escenario energético que nos quieren imponer: favorecer las tecnologías fósiles y la generación nuclear: peligrosas, contaminantes y controladas por un reducido grupo de empresas; y expulsar del sistema energético a las fuentes renovables, percibidas como una competencia que les priva de sus ingresos; y todo a pesar de que la fotovoltaica democratiza el acceso a la energía y de que sus bondades medioambientales, geopolíticas y económicas, son evidentes para todo aquél que no se conforme con el sesgado discurso oficial", ha afirmado el presidente de Anpier Miguel Ángel Martínez-Aroca.
La asociación ha convocado 26 asambleas informativas en distintos puntos de la geografía española durante los próximos meses. La primera de las asambleas se celebró el pasado 24 de marzo en Barcelona y a ella asistieron más de 150 personas. Tras la celebración de las 26 asambleas, Anpier ha convocado una manifestación en la capital Madrid. (Redacción)