La eléctrica mexicana CFE interesada en colaborar con empresas privadas en renovables

La empresa eléctrica paraestatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) se ha pronunciado en favor de asociaciones con empresas privadas para llevar a cabo proyectos de renovables. Durante una visita la semana pasada a la central fotovoltaica de 39 megavatios Aura Solar en Baja California, el director general de la organización Enrique Ochoa Reza expresó su disposición a este tipo de colaboraciones y se mostró confiado en que la reforma energética que acomete el gobierno mexicano será positiva para el desarrollo de las energías renovables. Según se recoge en un comunicado, Ochoa Reza también señaló la necesidad de que la compañía, que cuenta con la mayor parte del parque generador de electricidad del país, se oriente a aumentar su eficiencia.
CFE es propietaria en la actualidad de dos centrales fotovoltaicas piloto que suman seis megavatios de potencia, una planta de un megavatio en Santa Rosalía y una central de cinco megavatios en Mexicali. En el caso de la central Aura Solar, que se puso en servicio el pasado mes de septiembre, la compañía compra la electricidad producida por la planta solar en el marco de un contrato de compraventa de energía.
El recién nombrado director general de CFE expresó durante la visita asimismo su interés en colaborar en otros proyectos con Gauss Energía, la empresa que responsable del proyecto Aura Solar. Este proyecto se encuentra bajo el esquema de pequeño productor, bajo el cual hay previstos varios cientos de megavatios en proyectos fotovoltaicos en México.
En efecto, en la actualidad cuentan con autorización de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) proyectos fotovoltaicos que suman más de un gigavatio de potencia bajo los esquemas de pequeño productor y autoabastecimiento. Sin embargo, hasta la fecha tan solo se han instalado en México cerca de 150 megavatios fotovoltaicos. CFE no señaló detalles sobre las asociaciones que planea realizar con empresas privadas.
El gobierno mexicano se ha propuesto un objetivo de 35 por ciento de energías no fósiles en 2024. En la actualidad se prepara la legislación secundaria de la reforma energética la cual debería contribuir a alcanzar esta meta. Para la fotovoltaica no se han marcado todavía objetivos concretos de potencia. (Redacción)