El Congreso de México aprueba la reforma energética

Después de ser aprobada por el Senado, el Congreso de México aprobó esta semana la reforma energética la cual está centrada principalmente en la apertura al capital privado del sector de los hidrocarburos pero también prevé modificaciones en régimen de actuación de la empresa paraestatal Comisión Federal de la Electricidad (CFE). Con la modificación de varios artículos de la Constitución, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la eléctrica CFE pasan a ser empresas productivas del estado. Los cambios en el sector eléctrico estarían orientados a lograr una mayor competitividad en costos.
Sin embargo, no se contemplan cambios específicos para las energías renovables. En los últimos meses, organizaciones sectoriales han puesto de relieve la falta de decisión del gobierno de Enrique Peña Nieto de incorporar un apoyo a las energías renovables en la reforma. La organización Greenpeace elaboró recientemente un informe sobre una reforma energética alternativa que apoyaría el desarrollo de las energías renovables.
Algunos políticos mexicanos han señalado esta semana que la reforma favorecería el desarrollo de las energías renovables, en un país en donde apenas se han instalado centrales solares hasta la fecha. La senadora de Chihuahua por el partido PRI, Luilia Merodio Reza, ha señalado que la reforma energética “impulsa la transición energética hacia fuentes renovables, con el objetivo preciso de satisfacer la demanda de energía del país, respetando en todo momento el medio ambiente”, según recoge el periódico mexicano Tiempo. Por su parte, el diputado por el PRI de Oaxaca, Juan José Moreno Sada, también se ha mostrado satisfecho con la reforma energética y cree que esta ayudará a impulsar los proyectos de energías renovables, según recoge Diario de Oaxaca. (Redacción)