Luz para Todos cumple diez años

La presidenta de Brasil, Dilma Roussef, afirmó esta semana que el programa Luz para Todos, tras cumplir diez años, continúa activo y, con él, se espera llevar electricidad a otros 280.000 hogares. Roussef ha explicado que inicialmente, en el año 2003, con Luz para Todos se puso la meta de llevar electricidad a dos millones de hogares, objetivo que fue aumentado posteriormente. En la actualidad se han visto beneficiados por el programa unos 15 millones de personas y 3,1 millones de hogares y el objetivo actual es que 3,37 millones de hogares tengan electricidad. El programa, bajo el cual se amplían redes y se llevan a cabo instalaciones aisladas de distintas tecnologías incluida la fotovoltaica, cumplió diez años la semana pasada. En el año 2003, la actual presidenta de Brasil lanzó el programa siendo ministra de Energía bajo el gobierno de Lula da Silva.
Roussef explicó que el programa contempla varias opciones para la electrificación, bien ampliando redes, bien con sistemas aislados de distintas tecnologías, incluida la fotovoltaica. Un ejemplo es "un sistema de 12 instalaciones de energía solar que nosotros montamos allá en el interior del Amazonas para garantizar luz eléctrica a 220 familias en los municipios de Novo Airao, Eirunepé, Barcelos, Autazes, Maués y Beruri".

En la actualidad, la potencia fotovoltaica de instalaciones aisladas suma varias decenas de megavatios en Brasil. Muchas instalaciones fotovoltaicas de este tipo se han realizado en el país en el marco de este programa. Por otro lado, la potencia fotovoltaica de conexión a red se sitúa en la actualidad en tan solo tres megavatios. (Redacción)