Las renovables juegan papel destacado en el programa electoral de Bachelet

Las energías renovables ocupan un lugar destacado en el programa electoral presentado el sábado pasado por la candidata a la presidencia de Chile Michelle Bachelet. La expresidenta de Chile y ahora candidata por la Nueva Mayoría propone una serie de medidas para impulsar el desarrollo de las energías renovables no convencionales (ERNC) y vuelve a incidir en su voluntad de marcar un objetivo de renovables del 30 por ciento frente al 20 por ciento que recoge la legislación chilena actualmente. Aunque Bachelet solo se compromete con el objetivo de 20 por ciento de energías renovables en el año 2025, la candidata pone de relieve que se esforzará en poner las bases para un objetivo de 30 por ciento de renovables. El apartado de energía de su programa, en el que hay propuestas a corto, medio y largo plazo, está marcado por un diagnóstico de que el sector eléctrico en Chile estaría cerca de una situación crítica por la falta de claridad sobre las fuentes de energía que han de asegurar el suministro a medio plazo. En renovables, las propuestas son a medio y a largo plazo y abarcan los proyectos a gran escala, la generación distribuida y los sistemas aislados.
Con el fin de cumplir con el objetivo de 20 por ciento de energías renovables en 2025, una de las principales propuestas de Bachelet son licitaciones para ERNC. Este esquema de licitaciones para que las empresas distribuidoras incorporen más energías renovables sería un complemento a la Ley 20/25, la cual fue aprobada recientemente. Otra propuesta que también está destinada a impulsar los proyectos de energías renovables de mediana y gran escala es la extensión del Troncal de Transmisión Eléctrica. En el programa, se pone de relieve las dificultades con las que se encuentran muchos proyectos de energías renovables por los elevados costes para la conexión con dicho Troncal. En la actualidad, solo en energía solar hay unos ocho gigavatios en proyectos previstos, sin embargo tan solo 6,7 megavatios están conectados a red y unos 126 megavatios están en construcción. En conjunto, 1.073 megavatios en plantas de energías renovables están en operación en Chile.
La generación distribuida es otro de los segmentos que se quiere impulsar en energías renovables. En el programa se identifica la financiación como un obstáculo para el desarrollo de instalaciones de energías renovables en generación distribuida y por ello se apostaría por facilitar la liquidez para afrontar la inversión inicial. En especial, se buscaría fomentar estas instalaciones entre los pequeños consumidores. En Chile existe una ley de promoción de la generación distribuida que fue aprobada el año pasado, sin embargo todavía no se ha hecho público el reglamento que desarrolla dicha ley y los sistemas de este tipo son escasos.
En el programa también se propone un mayor desarrollo de los sistemas fotovoltaicos aislados, en especial en las islas. En aquellas en donde el suministro de electricidad se realiza solo con diésel, se prevé promover los sistemas híbridos de energía solar, eólica y diésel. En algunas zonas aisladas, como la austral, se prevé incentivar la instalación de sistemas fotovoltaicos aislados. En la actualidad los sistemas fotovoltaicos aislados están bastante extendidos en Chile, en especial en el sector agrícola.
Otras de las propuestas a destacar del programa son la apuesta por la inovación, la planificación participativa y el aumento de la compentencia en generación de electricidad. En innovación, Bachelet apuesta por promover la colaboración entre los centros universitarios y la industria, en especial en energías renovables. En el programa también se destaca la voluntad de lanzar un proceso participativo de discusión de los objetivos en materia energética como se lleva a cabo en otros países de la OCDE. Por otro lado, en el programa se pone de manifiesto la concentración exsitente en generación de electricidad ya que tres empresas producen en 90 por ciento de la electricidad en el Sistema Interconectado Central (SIC) y se propone apostar por una mayor competencia.
Las elecciones presidenciales se celebran el próximo 17 de noviembre en Chile. En la actualidad, Bachelet adelanta en las encuestas a la otra principal candidata, Evelyn Matthei de la Alianza en estas presidenciales. Según los resultados de una ecuesta Ipsos hecho públicos la semana pasada, Bachelet tendría una intención de voto del 36 por ciento mientras que Evelyn Matthei conseguiría un 22 por ciento. (Redacción)