Francia publica las tarifas del cuarto trimestre

La Comisión de Regulación de la Energía (CRE) de Francia publicó la semana pasada las nuevas tarifas fotovoltaicas que se aplicarán en el cuarto trimestre como parte de la actualización trimestral que se lleva a cabo principalmente para instalaciones con una potencia de hasta 100 kilovatios. La tarifa ascenderá a 29,1 céntimos de euro el kilovatio hora para instalaciones integradas de hasta nueve kilovatios de potencia lo que supone una bajada del 0,2 por ciento con respecto al tercer trimestre. Para instalaciones de "integración simplificada", CRE ha establecido en el cuarto trimestre una tarifa de 14,54 céntimos de euro el kilovatio hora para instalaciones de hasta 36 kilovatios de potencia y de 13,81 céntimos de euro el kilovatio hora para instalaciones de entre 36 kilovatios y 100 kilovatios de potencia. En estas categorías, la bajada es del 0,44 por ciento con respecto al tercer trimestre.
Para el cálculo de la bajada de las tarifas, CRE ha tenido en cuenta que en el tercer trimestre se solicitaó punto de conexión para instalaciones que suman 41,31 megavatios en la categoría de integración con una potencia de hasta nueve kilovatios y otros 79,21 megavatios en la categoría de "integración simplificada". Por otro lado, las instalaciones de cualquier otro tipo con una potencia de hasta 12 megavatios contarán con una tarifa de 7,55 céntimos de euro el kilovatio hora. La tarifa se paga durante 20 años en Francia. La bajada anual máxima de las tarifas para nuevas instalaciones se sitúa en el 20 por ciento, por ello CRE señala que en la categoría de instalaciones de "integración simplificada" la bajada es del 0,44 por ciento y no del 0,45 por ciento como correspondería por la nueva potencia registrada en el tercer trimestre.
La semana pasada también, el ministro de Ecología de Francia Philippe Martin anunció que el año que viene se volverán a convocar concursos para instalaciones fotovoltaicas con una potencia de ente 100 kilovatios y 250 kilovatios. Este anuncio fue celebrado por la organización sectorial Syndicat des énergies renouvelables (SER). Su presidente se mostró satisfecho con el anuncio, sin embargo también pidió al gobierno francés un impulso más decidido a las energías renovables en el país. (Redacción)