La patronal eléctrica española vuelve a atacar a la solar y plantea suprimir su retribución

La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) ha emitido un comunicado en el que apoya las declaraciones recientes del presidente de Iberdrola Ignacio Sánchez Galán en las que abogaba por la retirada de las instalaciones solares operativas en España. Unesa considera que con ello se rebajaría la factura de la electricidad en el país. Además, la patronal eléctrica ha vuelto a defender la retribución a las tecnologías hidráulica y nuclear.

El comunicado de Unesa es una respuesta a las asociaciones Protermosolar, de energía solar termoeléctrica, y Anpier, que representa principalmente a pequeños productores fotovoltaicos. Protermosolar puso de relieve recientemente los costes que suponen para el sistema la sobre retribución a las energías hidráulica y nuclear. Según los cálculos de Protermosolar, la supresión de ese exceso de retribución a estas tecnologías supondría un ahorro de más de 2.000 millones de euros anuales.

Por su parte, Anpier retó recientemente al presidente de Iberdrola Ignacio Sánchez Galán a un debate público. Sin embargo, éste no ha contestado a tal reto. En su lugar, Unesa ha reiterado el discurso de Galán según el cual retirar la retribución a las plantas solares en operación, tanto termosolares como fotovoltaicas, supondría una reducción del 10 por ciento en la factura de la electricidad en España.

Anpier organiza el próximo miercoles una jornada internacional sobre la inseguridad jurídica en el sector de las energías renovables en España. A ella acudirán el presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel y el experto Juan Verde, quien fuera asesor en sostenibilidad del presidente estadounidense Barack Obama. Desde finales de 2010, se han introducido en España cinco cambios retroactivos a la retribución de las instalaciones solares en operación. (Redacción)