Bruselas advierte a España sobre la retroactividad pero tiene las manos atadas respecto al autoconsumo

El comisario europeo de Energía, el alemán Günther Oettinger, ha reiterado que la reforma energética que planea el gobierno español debe "garantizar" la seguridad regulatoria, "especialmente de las instalaciones ya existentes". En respuesta a una pregunta del parlamentario europeo catalanista Ramón Tremosa, Oettinger hizo hincapié en que esto ha sido "manifestado en repetidas ocasiones" al ejecutivo español. El comisario no solo se refiere a la actual reforma que planea ejecutar el gobierno español sobre la retribución a las renovables, que prevé la supresión de la tarifa fotovoltaica y la implementación de una rentabilidad arbitraria sobre la inversión, sino también a anteriores normativas que han vulnerado los derechos de los productores de energías renovables que habían sido garantizados por el Estado español.
En cuanto a la cuestión requerida sobre los "peajes de respaldo" que el Ministerio de Industria propone para las instalaciones en régimen de autoconsumo, el comisario indica que el "Derecho de la UE no incluye disposiciones sobre el tratamiento del autoconsumo en la aplicación de gravámenes más allá de la prohibición general de no discriminar la electricidad de fuentes de energía renovable a la hora de establecer las tarifas de transporte y distribución". La propuesta del ejecutivo español es que todas las instalaciones paguen una tasa por la electricidad que producen y autoconsumen, aunque no se vierta en ningún momento a la red.
No obstante, el comisario de Energía deja evidencia en su respuesta sobre la "eficacia del esquema de autoconsumo para promover proyectos de energías renovables a pequeña escala". De hecho, dos días después de la respuesta escrita del comisario Oettinger al parlamentario de CiU, el Parlamento Europeo aprobó el día 13 de septiembre remitir a la Comisión Europea y a los estados miembros la petición de elaborar recomendaciones que mejoren los procedimientos administrativos para la introducción de sistemas de microgeneración, de manera que puedan obtener permisos de conexión, así como el que se faciliten mecanismos de financiación mediante fondos europeos, incluidos Fondos Estructurales, a partir del periodo 2014-2020. (Redacción)