Sólo First Solar y Sharp plantan cara a Yingli y Trina Solar

El avance de los fabricantes chinos de productos fotovoltaicos es imparable en todo el mundo. En cuanto a volumen de suministros están liderando siete de las diez regiones mundiales más importantes, según estimaciones de NPD Solarbuzz para el segundo semestre de 2012 y el primer semestre del año 2013. La última evaluación trimestral habría arrojado que solo First Solar, con su posición dominante en Estados Unidos e India, así como Sharp en Japón, serían capaces de enfrentarse a nivel regional a los productores chinos.
Esta claro que el panorama ha cambiado completamente. Hasta el año 2005, los rankings de la industria solar mundial fueron dominados por compañías de Europa Occidental, Estados Unidos y Japón. Actualmente, este papel recae en los productores chinos en siete de las diez regiones mundiales. Entre ellos se encuentran los fabricantes fotovoltaicos Yingli, Suntech, Trina Solar y Canadian Solar. En su mercado nacional los productores chinos incluso sostienen casi el 100 por ciento de cuota de mercado, teniendo en cuenta que el 40 por ciento de los módulos suministrados entre julio de 2012 y junio de 2013 proceden únicamente de tres empresas: Yingli, Jinko Solar y Hareon Solar. Además de Jinko Solar, también Renesola, JA Solar y Hanwha Solar One habrían logrado aumentar su cuota de mercado en prácticamente todas las regiones del mundo.

En cambio, en los mercados emergentes existe, según NPD Solarbuzz, una fuerte competencia entre las empresas occidentales y japonesas. Entre otras, Conergy, Solarworld y REC Solar lucharían contra Sharp y Kyocera por los pedidos en América Latina, Oriente Próximo y África. Finlay Colville, vicepresidente de NPD Solarbuzz, espera que la posición dominante de los productores chinos aún siga en aumento. "Muchos ofertantes occidentales de productos fotovoltaicos abandonan la industria o se declaran en quiebra. De ahí que la industria solar dependa del volumen de suministro de China, que en los próximos dos años ascenderá de 30 a cerca de 50 gigavatios", comentó Colville. Esta situación planteará preguntas sobre la efectividad en el futuro de las actuales medidas de protección de los mercados nacionales en muchas regiones del mundo. (Sandra Enkhardt)