Productores fotovoltaicos presentarán al gobierno español facturas de plantas solares en operación

Productores de energía fotovoltaica enviarán al gobierno español facturas de lo pagado por sus plantas solares hace varios años a través de una acción lanzada por la Asociación Nacional de Productores e Inversores de Energías Renovables (Anpier). Esta acción se produce de forma paralela a la apertura de un concurso por parte del gobierno para seleccionar a una empresa consultora que establezca los precios pagados por la instalación de plantas solares en España en los últimos años. Dichos precios servirán al gobierno para elaborar el nuevo marco de retribución para las plantas solares en operación. El nuevo marco se basa en el pago de una retribución según el concepto de rentabilidad razonable.

El actual esquema de tarifa de inyección para instalaciones fotovoltaicas fue anulado el mes pasado, en concreto el gobierno derogó los Reales Decretos 661/2007 y 1578/2008. Hasta que se defina el nuevo marco los operadores de plantas seguirán recibiendo la tarifa fotovoltaica sin embargo cuando se establezca la nueva remuneración, esta se aplicará de forma retroactiva. La nueva retribución se pagará desde el día 13 de julio, día en que entró en vigor el Real Decreto Ley 9/2013.

El gobierno español defiende que se apoya en la Ley del Sector Eléctrico y la doctrina del Tribunal Supremo para llevar a cabo la llamada reforma energética. Asociaciones de energías renovables han criticado duramente la reforma en el último mes. Varias asociaciones, entre ellas la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), han denunciado que el gobierno está llevando a cabo un proceso de expropiación encubierta de plantas de energías renovables. Con más recortes, señalan, muchos productores no podrán pagar los créditos de sus instalaciones y las perderán. Se espera que los detalles del nuevo marco retributivo se anuncien en los próximos meses.

El gobierno también prepara una regulación del autoconsumo que se podría aprobar próximamente y que ha sido igualmente criticada con dureza por las asociaciones de energías renovables. A mediados de julio, el ministerio de Industria envió un borrador del Real Decreto de Autoconsumo a la Comisión Nacional de Energía (CNE) en el que establecían elevados peajes de respaldado para las instalaciones en régimen de autoconsumo. Con esta tasa, autoconsumir electricidad solar se volvería más caro que la compra de electricidad de la red señala UNEF.
Además, el borrador contempla que la no inscripción de una instalación de autoconsumo en el registro correspondiente se considerará falta grave, según ha denunciado la organización Greenpeace. Las faltas graves conllevan multas de hasta 60 millones de euros. (Blanca Díaz)