Europa y China, por la vía de las conversaciones

El comisario de Energía Karel De Gucht dijo el viernes tras reunirse con el ministro de Comercio chino Gao Huncheng que Europa desea que se llegue a una solución amigable con China en la controversia comercial de las importaciones de módulos, células y obleas solares, según un comunicado de prensa de la Comisión Europea.
De Gucht se ha mostrado muy precavido con respecto a esta cuestión. "Una palabra de prudencia", ha dicho el comisario y ha añadido que las conversaciones se encuentran en una fase muy inicial. "Este tipo de cuestiones raramente se solucionan de la noche a la mañana", ha señalado. Aunque todavía no se ha producido ningún avance relevante, el comisario ha dicho que es una muy buena noticia que ambas partes vayan a trabar juntas con el fin de llegar a una solución amigable en la controversia comercial. "Europa desea una solución ambigable", ha afirmado.
La cuestión de las importaciones solares chinas en Europa no formaba parte de la agenda oficial del comisario europeo de comercio en su visita a China, sin embargo, se han producido conversaciones en las que se ha tratado esta cuestión al margen de la cumbre entre China y Europa sobre comercio e inversiones.
A principios de junio, la Comisión Europea anunció aranceles del 11,8 por ciento a las importaciones solares chinas. Los aranceles provisionales se mantendrán hasta inicios de agosto. De no llegarse a un acuerdo hasta entonces, el gravamen se incrementará hasta el 47,6 por ciento durante los seis meses posteriores. (Blanca Díaz)