El primer barco solar auto-dirigido del mundo

Share

Ingenieros de la Universidad Politécnica de San Petersburgo (SPbPU) en Rusia están desarrollando un barco autodirigido alimentado por paneles solares.

La pequeña embarcación es un vehículo con efecto de ala en tierra (wing-in-ground-effect vehicle, GEV) y puede lograr tiempos sostenidos sobre las superficies de agua a través del efecto de tierra, que es la interacción entre las alas de un vehículo y las superficies planas. Los vehículos de efecto suelo sin piloto se utilizan a menudo para patrullas acuáticas, para llevar a cabo operaciones de búsqueda y rescate, y para entregar carga.

Los científicos probarán el primer prototipo este verano en el río Neva, cerca de San Petersburgo. “Nuestro vehículo con efecto de ala en tierra tiene alas largas, por lo que se mueve a lo largo del propio cojín de aire”, dijeron. Los paneles solares están instalados en el casco y las alas de la nave, mientras que un sistema de almacenamiento está integrado en su núcleo.

En comparación con otros vehículos GEV, se dice que la nueva embarcación es mucho más ligera, ya que no contiene combustible pesado. Por esta razón, los investigadores creen que su vehículo podría alcanzar velocidades más altas que los vehículos GEV convencionales, que tienden a alcanzar un máximo de alrededor de 200 km/hora. Sin embargo, no proporcionaron ningún detalle adicional.

“Instalamos un radar láser (Lidar) en el barco para entrenar al vehículo de efecto ala en tierra a reconocer los obstáculos y evitarlos. Y el radar de radio también se añadió para aumentar el alcance del sistema de visión a 30 millas”, dijo Alexei Maistro, un investigador de la SPbPU.

El piloto ha sido reemplazado por la tecnología de inteligencia artificial, que también reduce el peso de la nave durante la operación. Los científicos afirman que la nueva embarcación tiene reservas de energía ilimitadas.