Ejercicios de estiramiento para células solares de silicio cristalino

Share

Científicos del Centro Solar de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Abdullah de Arabia Saudí (KAUST) afirman haber sido capaces de convertir una célula solar de silicio cristalino en un dispositivo flexible. Los investigadores dijeron que la hazaña fue lograda recubriendo la parte trasera de una célula cristalina rígida con ecoflex, que definieron como un elastómero altamente estirable, barato y biocompatible.

Utilizando una técnica láser, los científicos cortaron la célula en islas rectangulares de silicio que permanecieron pegadas entre sí por el elastómero aplicado a la parte posterior de la célula. “Cada isla de silicio permaneció conectada eléctricamente a sus vecinas por medio de contactos interdigitados en la parte posterior que recorrían la longitud de la célula solar flexible”, afirmaron los investigadores.

Triangulación

En su primer intento, durante el cual mantuvieron la forma rectangular de las islas, los investigadores fueron capaces de estirar la superficie de la célula alrededor del 54% antes de que se produjeran grietas diagonales en las frágiles islas de silicio.

Cambiando a una forma triangular de dichas islas de silicio, los investigadores dicen que fueron capaces de estirar la superficie de la célula en alrededor del 95%, manteniendo una eficiencia de conversión del 19%. “Usando el patrón triangular, conseguimos un récord mundial de estiramiento y eficiencia”, dijo el autor de la investigación, Muhammad Mustafa Hussain.

Los investigadores dijeron que su material podría impulsar la producción de bajo coste de células de silicio cristalino flexible y están trabajando para mejorar la capacidad de estiramiento multidireccional.