Científicos rusos anuncian eficiencia de un 8,8% para células solares de silicio amorfo

Share

Unos científicos dirigidos por el laboratorio de nanomateriales del Centro Skoltech de Fotónica y Materiales Cuánticos de Moscú afirman haber desarrollado una célula solar basada en silicio amorfo con una eficiencia de alrededor un 8.8%.

Este resultado, según los investigadores, fue posible gracias a un novedoso conductor transparente, flexible, de tipo p, hecho de fibras de nanotubos de carbono que permitió la fabricación de la célula amorfa a temperatura ambiente.

“Hemos progresado desde el 1.6% inicial y el 3.4% reportados previamente, en 2016 y 2018 respectivamente, hasta el 8.8% en 2019 usando nuestro conductor transparente de tipo p recientemente desarrollado para tales células solares híbridas de película delgada”, dijo el investigador Pramod M. Rajanna.

El dispositivo se describe en un artículo publicado en Nano Energy. Los científicos afirman que el rendimiento marca un aumento de alrededor del 16% con respecto a las eficiencias actualmente obtenidas a través de células solare de silicio amorfo. Según el sitio web ScienceDirect, las eficiencias para tales dispositivos se sitúan en 6-7% y el límite teórico para la eficiencia de las células de silicio amorfo se estima en alrededor del 15%.

“Hemos desarrollado un conductor transparente tipo p con una resistencia de lámina de última generación de 17 Ω / sq con una transmitancia del 90% en el medio del espectro visible y un alto grado de flexibilidad mecánica”, indicaron los investigadores.

Es probable que el mercado mundial de células solares de película delgada de silicio amorfo alcance los $ 5,31 mil millones para 2025, según un informe publicado por Energias Market Research Pvt, con sede en Singapur. Ltd.

“Tradicionalmente, las células solares de película delgada de silicio amorfo se usaban principalmente en pequeños dispositivos electrónicos debido a su diseño simplista y baja eficiencia”, afirma el estudio. “Sin embargo, con los avances en las técnicas de fabricación y un aumento en la eficiencia de su rendimiento, estas células han encontrado su aplicación en la energía fotovoltaica integrada en edificios. El uso creciente de nanotubos de carbono para el transporte de carga entre capas presenta una oportunidad significativa para el mercado”.