La fotovoltaica en el mundo: Europa

Share

“El crecimiento de la energía renovable también juega un papel directo en la mitigación y disminución del impacto negativo de los inciertos precios mundiales de los combustibles fósiles y los riesgos cambiarios”. Esta es una de las principales conclusiones del informe Energy Prices and Costs in Europe publicado por la Comisión Europea, en el que los autores señalan varias respuestas para abordar la creciente volatilidad de los precios de la electricidad.

Los autores del informe afirman que las energías renovables suelen tener precios más bajos en el mercado spot y señalan que el mercado de la Unión Europea sigue dominado por el carbón y el gas. “Estos precios suelen fijar el precio marginal y son responsables, por ejemplo, de la subida de precios desde el verano de 2016”, señala el informe.

El estudio también muestra que la tendencia al alza de las tarifas de las redes y de las tarifas para los consumidores de energía -que en la UE representan alrededor del 40% de los precios de la energía- se ha detenido, y atribuye en parte esta tendencia a la “caída de los costes unitarios de las inversiones en energías renovables”.

El almacenamiento ayudará a reducir la volatilidad

Los autores del documento afirmaron que la volatilidad de los precios del petróleo y del gas -que están en una tendencia al alza desde 2016- está teniendo un impacto indirecto en los precios de la electricidad en los Estados miembros de la UE, que tienen una posición “dependiente del comprador” como importadores netos de combustibles fósiles. “Las respuestas políticas de la UE para protegerse contra estas fuerzas incluyen la mejora del funcionamiento del mercado interior y la descarbonización de la economía europea”, explicaron.

El estudio también predice que el almacenamiento y la gestión de la demanda, junto con la mejora del mercado europeo de la electricidad y la reducción prevista del coste de las energías renovables, contribuirán a reducir aún más la volatilidad de los precios, al tiempo que proporcionarán los recursos financieros necesarios para cubrir los costes de inversión de toda o la mayor parte de la nueva capacidad en la próxima década.

En noviembre, el Parlamento Europeo aprobó las ocho propuestas de su Paquete de Energía Limpia 2020-2030 – el Paquete de Invierno. Las propuestas incluyen una refundición de la Directiva sobre energías renovables, con el fin de aportar seguridad reglamentaria y crear las condiciones para la inversión esencial en el sector de las energías renovables. El paquete político también establece un nuevo objetivo del 32% de energía renovable.