Venezuela quiere unirse a la solar

Share

Fue en 2013 cuando, en una visita a la planta de módulos solares de PDVESA Industrial, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, acompañado del entonces ministro de Electricidad, Jesse Chacón, destacó su voluntad de impulsar el desarrollo de una industria solar.

Desde entonces se registraron algunas instalaciones de FV aislada, pero poco más. Ahora, el canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, ha anunciado que el país usará la criptomoneda El Petro para financiar los proyectos enfocados en la energía solar para los países pertenecientes a Petrocaribe.

“A través de Petrocaribe, a nuestros hermanos y pueblos del Caribe, el presidente Nicolás Maduro ha lanzado una iniciativa de financiamiento de proyectos de energía solar, proyectos que serán financiados con Petro, la moneda virtual venezolana y que contará con toda la logística y capacidades de empresas mixtas de Petrocaribe. No solo será para Venezuela (…) sino para el Caribe que es fundamental para nosotros”, enfatizó.

El anuncio lo hizo ayer domingo durante su participación en la Cumbre de la Alianza Solar Internacional en Nueva Delhi, la India. Según han publicado varios medios locales, el diplomático exaltó la gran responsabilidad que tiene Venezuela en desarrollar energías limpias y renovables, como la energía solar, a pesar de ser un país rico en petróleo.

Señaló que de esta energía dependerá el futuro del mundo. “No podemos seguir dependiendo de energías fósiles”.

En su cuenta del Twitter, el Arreaza publicó: “En Cumbre de la Alianza Solar Internacional, el Canciller Arreaza, anuncia que el Pdte @NicolasMaduro lanza la iniciativa de financiamiento, a través del petro, de proyectos para la energía solar. Contará con toda la logística y capacidades de Petrocaribe”.

Venezuela está sumida en una profunda crisis económica. El PIB del país disminuyó un 16 % en 2016, un 14 % en 2017 y se prevé que baje un 15 % este año, según el FMI. CNN Economía afirma que Venezuela ha perdido la mitad de su economía desde 2013.

Según la proyección de datos publicada por este mismo medio, el desempleo alcanzará el 230 % y la inflación del país ascenderá al 13.000 % a finales de 2018.