La fotovoltaica en el mundo: Europa y Senegal

El Parlamento Europeo ha aprobado la propuesta presentada por su Comisión de Industria, Investigación y Energía (ITRE), para establecer un objetivo de energías renovables de la UE 2030 del 35%.

El Comisario europeo de Acción y Energía Climática, Miguel Arias Cañete, dio la bienvenida a la votación en su cuenta de Twitter pero, sin embargo, agregó que las negociaciones no serán fáciles, aunque la Comisión Europea hará “todo lo posible para facilitar un acuerdo ambicioso”.

Si todos los estados miembros lo aprueban, el nuevo objetivo vinculante representaría una mejora significativa sobre el objetivo del 27 % establecido en la última versión del paquete de energía limpia 2020-2030, desarrollado por la Comisión Europea.

Cuando la ITRE presentó su propuesta a fines de noviembre, también instó a todos los países de la UE a establecer marcos regulatorios claros para las tecnologías de energía limpia que no se limitasen a introducir cambios retroactivos en sus respectivas leyes de energía y energías renovables.

La asociación europea de energía solar, SolarPower Europa ha acogido con satisfacción la votación del Parlamento, afirmando que llevará a la UE de nuevo al liderazgo mundial en energías renovables.

“Esta es una excelente noticia para la energía solar, ya que refuerza el derecho al autoconsumo y presenta nuevos modelos de negocios innovadores como la propiedad de terceros, intercambios y acuerdos de compra de energía”, dijo Aurélie Beauvais, directora de política de SolarPower Europa.

El paquete de energía limpia 2020-2030, que también se conoce como el paquete de invierno, ha planteado hasta ahora tanto dudas como esperanzas en el sector europeo de la energía renovable. Por un lado, se considera que el paquete no es lo suficientemente ambicioso, pero, por otro lado, también ha sido elogiado como el primer intento serio de la UE de crear un mercado de energía unificado con energías renovables en su núcleo.

 

El presidente de Senegal, Macky Sall, ha inaugurado oficialmente un parque solar de 30 MW construido por la promotora francesa Solairedirect, una unidad del gigante energético francés Engie, en Merina Dakhar, que se encuentra a 120 km al noreste de Dakar, la capital del país.

El proyecto fue financiado por la firma francesa de inversiones Meridiam y por Proparco, una institución financiera de desarrollo propiedad en parte de la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y accionistas privados, que promueve inversiones en África, Asia, América Latina y Medio Oriente.

La instalación ha supuesto una inversión de 43 millones de euros (unos 53 millones de dólares) venderá energía a la empresa eléctrica local, la Compañía Nacional de Electricidad de Senegal (SENELEC) en virtud de un PPA a largo plazo.

Meridiam y Proparco ya han encargado un parque solar de 30 MW en Senegal, la planta de energía solar Senergy en Santhiou Mékhé, cerca de Méouane, en la región de Thiès, en el noroeste de Dakar. Este proyecto gemelo también fue desarrollado por Solairedirect.

Actualmente, hay más proyectos solares en desarrollo en Senegal. GreenWish está construyendo una granja solar de 20 MW en Bokhol, Senegal, cerca de la frontera con Mauritania. Además, el gobierno senegalés lanzó recientemente una licitación de 100 MW de proyectos solares con una capacidad de almacenamiento combinado de 100 MW en las regiones de Diourbel, Kaoack y Fatick.

Senegal fue el segundo país africano en unirse al programa Scaling Solar de la Corporación Financiera Internacional en enero de 2016. En ese momento, el gobierno del país estableció un objetivo de instalación de 200 MW de energía fotovoltaica en los próximos años. Actualmente, el país tiene alrededor de solo 650 MW de capacidad de generación instalada y su escasez de energía es preocupante.