Barcelona presenta hoja de ruta para un nuevo modelo energético

El ayuntamiento de Barcelona presentó el jueves una hoja de ruta para un cambio de modelo energético. La ciudad quiere incrementar la generación local por fuentes renovables y que dimisnuya el consumo de plantas de combustibles fósiles de un sistema principalmente centralizado. En sus planes está contar una elevada participación ciudadana.
El primer eje de actuación de la hoja de ruta en el periodo 2016 a 2019 presentada es realizar un disagnóstico y una planificación. Entre las actividades en este ámbito se encuentra actualizar el potencial de energías renovables y de eficiencia energética en la ciudad. También se elaborará un balance anual para tener datos concretos de la evolución energética de Barcelona. Como parte de ello se realizará un monitoreo del consumo de las instalaciones municipales.
Otro de los ejes gira en torno a la generación de energía. En este ámbito se potenciará la generación de energía en terrazas y cubiertas particulares y de instalaciones municipales y en otros puntos públicos. Entre las metas en este ámbito se encuentra el doblar la capacidad de producción eléctrica en instalaciones municipales y aumentar en un 10 por ciento la producción en el ámbito privado.
En el eje de abastecimiento de energía y garantía de suministro, se contempla la creación de una comercializadora de energía renovables. Con ello se quiere gestionar la producción de proyectos renovables en los ámbitos público y privado y la comercialización de los excedentes.
El expediente de la iniciativa para que Barcelona cuente con un servicio de comercialización de electricidad se presentará en septiembre de 2016. La creación de esta sociedad comercializdora se prevé ya en abril de 2017.
Para los años 2016 a 2019, el presupuesto municipal en materia de politica energética en Barcelona se sitúa en cerca de 131 millones de euros. Las inversiones realizadas serán complementadas con financiación externa.
Por otro lado, se retoma el objetivo de doblar la producción local por fuentes renovables en 2020 con respecto a valores de 2008, lo cual ya está recogido en el Plan de Energia, Cambio Climático y Calidad del Aire 2011-2020 (PECQ). (Redacción)