Ciudad de México exigirá eficiencia energética y energía solar en nuevos edificios

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de Ciudad de México ha modificado su Reglamento de Construcciones, de manera que las nuevas obras y las de rehabilitación incorporen criterios de eficiencia energética como parte de las acciones para el uso de energía solar, mitigar el impacto del cambio climático y reducir la emisión de Gases de Efecto Invernadero en la capital mexicana.

La Norma Técnica Complementaria que detallará las consideraciones técnicas del nuevo reglamento se publicará en un mes, según informa Sedema en un comunicado. Entre los requisitos que han trascendido se contempla que todos los establecimientos industriales, comerciales y de servicios de nueva obra y con más de 30 empleados cuenten con un sistema de energía solar para el calentamiento del agua. También las construcciones plurifamiliares de más de tres viviendas y las unifamiliares que superen los 100 metros cuadrados deberán cumplir la exigencia.

Habrá que esperar a que la Norma Técnica Complementaria defina los parámetros de eficiencia energética para evaluar qué papel tendrá la fotovoltaica en el nuevo reglamento. No obstante, Sedema indica en su comunicado que la “eficiencia energética implica cambiar la forma en que se produce y consume la energía, para aprovechar las renovables y garantizar un futuro más sustentable para la Ciudad de México y el mundo”.

Además de los criterios de eficiencia energética, entre los aspectos a modificar en las edificaciones por la nueva norma técnica se encuentran también los aislantes térmicos, las características térmicas y ópticas del vidrio, así como también los sistemas vidriados para edificaciones. También forman parte del programa la eficiencia energética de bombas y sistemas de bombeo de agua, en sistemas de alumbrado en vialidades y en motores eléctricos.

Estas acciones forman parte de la estrategia del alcalde Miguel Ángel Mancera, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en una ciudad muy afectada por elevados índices de contaminación. Desde el mes de marzo, las autoridades locales se han visto obligadas a restringir en cuatro ocasiones el tráfico a parte de los más de 5,5 millones de vehículos debido al fuerte incremento de los niveles de ozono. (Redacción)